La página web del Ayuntamiento de Vinaròs lleva desde este sábado por la mañana completamente inactiva debido a un ciberataque con software malicioso ransomware en el datacenter donde el consistorio tiene alojados parte de sus servicios informáticos. La caída se deriva del hackeo que ha sufrido la empresa concesionaria que gestiona la infraestructura web del consistorio vinarocense, Asac Comunicaciones, cuya propia página también sigue sin funcionar.

Como efecto colateral, los servicios informáticos del Ayuntamiento de Oviedo también recibieron a su vez el mismo pirateo, ya que la contratista es la misma compañía. Para proteger el resto del sistema, la empresa que gestiona el servicio se vio obligada a desconectarlo por precaución.

Es por ello que los servicios del consistorio de Vinaròs no están afectados de forma directa por el sabotaje, según la primera evaluación del departamento de Innovación Digital, aunque algunas prestaciones fueron detenidas para prevenir que el ataque les afecte.

No funcionan la web principal y sus dominios, pero la sede electrónica sí va

Tras trascender la incidencia, los técnicos empezaron ya este sábado por la tarde a realizar un exhaustivo estudio sobre el alcance que puede tener este ciberataque, pero de momento, y a la espera de un diagnóstico definitivo y de más datos por parte del consistorio, se encuentran inoperativas la página web municipal y el resto de dominios, como el portal del área de Turismo o el de Cultura.

No obstante, no se trataría de una caída 100% generalizada, ya que la sede electrónica sí que sigue funcionando, tal como puntualizaron desde el Ayuntamiento, por lo que los vecinos pueden realizar sus trámites con aparente normalidad a priori.

Se desconoce de momento cuándo estos servicios telemáticos de la página web municipal que han tenido que ser suspendidos volverán a estar operativos, aunque el Ayuntamiento confía en que podrá ser durante las próximas horas, ya que está analizando a qué ha afectado exactamente y se encuentra trabajando para restablecer la situación a la mayor brevedad posible.

No es el primer 'hackeo' que sufre Vinaròs

No obstante, tampoco se trata del primer ciberataque que sufre la página web de Vinaròs, ya que en el 2015 hubo uno directo a su servidor también con ransomware, un software extorsivo, ya que su finalidad es impedir la utilización del dispositivo hasta que se haya pagado un rescate, un extremo al que no se ha tenido que llegar.

Relación con la caída de la web de Oviedo

Las similitudes de los problemas de la web vinarocense con el bloqueo que sufre el Ayuntamiento de Oviedo hace que muchas miradas se desplacen hacia allí para comprobar si en su caso mejora o no el error informático. En lo que respecta al episodio del consistorio asturiano, sus servicios informáticos llevan desde las cinco de la mañana del sábado inactivos.

El sabotaje de los servidores ovetenses afectan también a todos los dominios del Ayuntamiento (página web municipal y sus diversos portales), pero el problema se extiende a los sistemas internos de expedición de licencias o de comunicación interna, por lo que sería factible que los funcionarios de Vinaròs pudieran sufrir también el mismo percance.

Tras identificar el ransomware, Oviedo ya ha puesto la incidencia en conocimiento del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) a fin de que investigue lo sucedido. Informa Carlos Lamuño.

Con el recuerdo fresco del 'hackeo' a Castelló

No hay que remontarse muy lejos para recordar un episodio similar de alguna administración pública de la provincia que haya sufrido un ciberataque de este tipo, en mayor o menor medida. El Ayuntamiento de Castelló aún sufre los efectos del ‘hackeo’ que protagonizó a finales de marzo, donde un sabotaje de sus servidores hizo saltar todas las alarmas de los vecinos de la capital de la Plana. Hasta el punto de que los ciberdelincuentes llegaron a pedir un rescate en bitcoins para liberar la web, ya que es una moneda muy difícil de rastrear. También reciente y conocido por todos es el ataque informático que sufrió el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) durante el mes de marzo.