La imagen de Santa Quitèria de Almassora ha desafiado a la meteorología y pese a la lluvia, la Junta Local de Fiestas y la Policía Local la han trasladado esta tarde desde la ermita a la iglesia del Santísimo Cristo del Calvario en un vehículo descubierto.

Al igual que el año pasado, la localidad ha renunciado a la tradicional romería y la ha sustituido por un trayecto motorizado para evitar posibles contagios de coronavirus.

El párroco, Juan Ángel Tapiador, ha recibido a la patrona en el convento tras un recorrido por el trazado de costumbre para permitir que el vecindario, algunos con paraguas en mano o resguardados en portales y salientes, pudiera contemplar a la patrona en su regreso al casco urbano. «Hemos perdido mucho de la vida que teníamos hasta la llegada de la pandemia pero se mantiene intacta la devoción por Santa Quitèria, a la que podrán visitar en horario de mañana y tarde hasta el día 21», según la alcaldesa, Merche Galí.

La corporación municipal, junto a la imagen de Santa Quitèria. Mediterráneo

La Policía Local ha escoltado el traslado desde la ermita hasta la iglesia:

Y así habían sacado minutos antes a la patrona de su vitrina en la ermita:

Ofrenda covid

Desde el consistorio también han invitado a la ciudadanía a participar en una «ofrenda segura» para que, sin salir de casa, los vecinos puedan honrar con flores a la patrona. Así, las personas interesadas pueden encargar sus ramos hasta el día 19 en dos floristerías, Monfort y Om Blanc, que posteriormente se depositarán en el tapiz confeccionado por el Grupo Scout Tramontana.  

La imagen de Santa Quitèria, subida ya al vehículo descapotable, antes de empezar el trayecto hasta la iglesia del Santísimo Cristo del Calvario. Mediterráneo