El pleno del Ayuntamiento de l’Alcora aprobó por unanimidad reclamar a la Generalitat valenciana que habilite una línea de autobús que conecte la capital de l’Alcalatén con Onda, una «demanda histórica» de la ciudadanía.

Según argumentan en la moción plenaria, presentada conjuntamente por PSOE, PP y Més l’Alcora, «son muchas las personas que se desplazan entre ambas localidades por razones de trabajo, estudios, ocio... y, a pesar de su cercanía, no existe transporte público que las enlace, lo que supone un importante perjuicio para los vecinos, que se ven obligados a recurrir al automóvil privado para realizar sus desplazamientos o directamente renunciar a ellos por carecer de vehículo», indican.

Los municipios de l’Alcora y Onda comparten numerosos intereses comunes. Entre otros, los dos tienen un importante peso dentro del sector industrial y, en particular, del ámbito cerámico. Hay muchos ondenses que trabajan en la capital de l’Alcalatén y también al revés, así como empresas alcorinas que tienes su espacio logístico en el término de Onda.

Respecto a los estudios, en Onda se cursan ciclos formativos relacionados con la cerámica, mientras que l’Alcora cuenta con la Escuela Superior de Cerámica, donde imparten el único grado universitario de esta rama que existe. De esta manera, el hecho de no contar con una línea de bus que una ambas poblaciones perjudica a los interesados en completar sus estudios en esta especialidad.

En materia de empleo, la capital de l’Alcalatén depende de la oficina de Labora de Onda, por lo que los alcorinos tienen que desplazarse hasta este municipio para realizar las gestiones que requieren atención presencial.

Otro motivo importante de esta reivindicación histórica es fomentar el uso del transporte público para reducir el tráfico y la contaminación, apostando así por unas ciudades más sostenibles. 

Otras mociones

El pleno aprobó otras dos mociones conjuntas, para instar a retirar el borrador del decreto de estructura y organización del CICU y para pedir al Gobierno que no lleve a la práctica el cobro de peajes en las autovías. 

Además, PP y Mes l’Alcora-Compromís hicieron público su apoyo al alcalde, Samuel Falomir, por el ataque homófobo sufrido recientemente con una pintada.