«Histórico» fue la palabra que más se repitió este viernes en la explanada central del santuario de Sant Joan de Penyagolosa. Con sus dependencias cerradas desde el 2018, el emblemático templo de Vistabella situado a los pies del pico volvió a abrir sus puertas para evidenciar que necesita un lavado de cara y acoger la firma del convenio que le permitirá recuperar ese lustre y ese esplendor que ha ido perdiendo con el paso de los siglos.

De izquierda a derecha, Vicent Marzà, José Martí y Casimiro López Llorente firman el convenio para rehabilitar el santuario de Sant Joan de Penyagolosa. Gabriel Utiel

Para ello, los tres máximos responsables de las instituciones que han dado alas a la futura rehabilitación integral escenificaron el acuerdo para poner en marcha el renacer de Sant Joan, cuya reforma asciende a cuatro millones de euros. Sufragarán la obra a partes iguales la Diputación y la Conselleria de Cultura (la cofinancian al 50%), mientras que la diócesis de Segorbe-Castellón licitará y ejecutará los trabajos.

El pacto a tres bandas tiene vigencia hasta el 31 de diciembre de 2023, prorrogable un año más, por lo que la previsión es que al menos el grueso o la parte fundamental de los trabajos estén listos antes del 2024.

Lucha contra la despoblación

Con la diputada de Cultura, Ruth Sanz, como maestra de ceremonias, las tres administraciones recalcaron que, más allá del mero componente estético de embellecer el ermitorio, el principal reto es convertir el conjunto arquitectónico en un nuevo motor económico para la comarca y la provincia, así como para luchar contra la despoblación

El presidente de la Diputación, José Martí, durante su discurso en la firma del convenio. Gabriel Utiel

"Es un entorno que encierra buena parte de nuestra historia y proporcionará vida y economía a la zona"

José Martí - Presidente de la Diputación

Por orden de intervención, el presidente de la Diputación, José Martí, destacó que la jornada de este viernes fue reflejo de cómo «dos administraciones (Conselleria e institución provincial) rubrican su decisión de ir juntas para rehabilitar un entorno que encierra buena parte de la historia de Castellón y que proporcionará vida y actividad económica a la zona». «Querer es poder y tenemos el firme propósito de que todos los caminos lleven a Sant Joan», reivindicó.

El obispo de Segorbe-Castellón, Casimiro López Llorente, puso en valor el papel de los peregrinos. Gabriel Utiel

"La historia de Sant Joan se mantiene viva gracias a los peregrinos, son el alma del santuario"

Casimiro López Llorente - Obispo de Segorbe-Castellón"

Además de ser «un día histórico», el obispo, Casimiro López Llorente, recalcó que la triple firma para salvar el santuario es un «hito en la historia», que se remonta a finales del siglo XIII y se ha mantenido «viva» gracias a los peregrinos, a los que definió como su «alma». «Necesita abiertamente una recuperación y una restauración, por lo que seguimos escribiendo la historia en el tiempo que nos toca», apuntó, y reivindicó la unidad y el buen entendimiento entre las tres instituciones como factor decisivo para rehabilitar el complejo.

El conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, reivindicó el estímulo económico que supondrá el proyecto. Gabriel Utiel

"La firma supone el primer impulso a rehabilitar un símbolo patrimonial, cultural y natural referente"

Vicent Marzà - Conseller de Educación, Cultura y Deporte

El último en intervenir fue el conseller de Educación y Cultura, Vicent Marzà, que puso en valor que la rúbrica del convenio supone el «primer impulso» a la rehabilitación integral de un «símbolo patrimonial, cultural y natural referente» en la Comunitat. «Contribuirá a la dinamización de la economía y generará oportunidades a los pueblos que lo rodean, atrayendo visitantes que quieran descubrir o redescubrir este paraje excepcional», puso en valor.

¿En qué consistirá la rehabilitación?

El objetivo del acuerdo es remodelar el edificio para habilitar un albergue de visitantes que tendrá 11 habitaciones de hospedería, con una capacidad de 46 plazas, y que contará también con un servicio de cafetería-restaurante, con un aforo de 70 comensales

El arquitecto responsable de redactar del proyecto, Ángel Albert, explica al detalle en este vídeo en qué consistirá el proyecto de rehabilitación, que pretende «ensalzar el edificio en su esencia y recuperar su esplendor».

Descubre en qué consistirán las obras de Sant Joan de Penyagolosa David Donaire

Así, la actuación tendrá un carácter «conservacionista», por lo que intervendrán «donde es necesario» y con tareas «minimalistas» para que «no se pierda el espíritu y el carisma de un edificio con tanta historia», aunque «tendrá una dotación y un confort propios del siglo XXI». Como novedad, el edificio tendrá electricidad, ya que llevarán el suministro desde la subestación de l’Alforí, y también apostarán por las energías renovables.

El primer tramo será reparar la cubierta

 La previsión de las tres instituciones es empezar este año la fase inicial de la rehabilitación, una obra que tramitará el obispado con los primeros 700.000 euros que ha reservado para ese fin la Conselleria de Cultura. La idea es comenzar las tareas con la reparación de la cubierta, para que, en fases posteriores, los operarios puedan seguir trabajando en el interior del recinto durante el invierno.

Foto de familia de los asistentes al acto de la firma del convenio para rehabilitar Sant Joan. Gabriel Utiel

Al acto también acudieron los portavoces del resto de grupos en la Diputación, como son Ignasi Garcia (Compromís), Vicent Sales (PP) y Cristina Fernández (Ciudadanos), el alcalde de Vistabella (Jordi Alcón), así como de representantes de los pueblos de alrededor como Atzeneta, Xodos, les Useres o Culla, y representantes autonómicos como el director territorial de Educación y Cultura, Alfred Remolar, la secretaria autonómica del área, Raquel Tamarit, o la directora territorial de Presidencia de la Generalitat, Eva Redondo.