El cielo en Vilafranca se ha cerrado este miércoles por la tarde durante unos interminables minutos para dar paso a un tornado que ha azotado con virulencia el municipio, causando daños materiales de diversa consideración.

Entre las principales incidencias el vendaval ha levantado centenares de tejas de las cubiertas, ha desplazado contenedores a decenas de metros de su emplazamiento habitual, ha tumbado árboles y ha obligado a los viandantes a buscar resguardo rápido e incluso a sujetarse en las farolas para evitar caer ante la contundencia del viento.

Breve, pero muy intenso

La alcaldesa del municipio, Silvia Colom, ha valorado los hechos de los que ha destacado que "por fortuna no tenemos que lamentar daños personales". No obstante, la primera edil ha subrayado la potencia del viento y los daños causados. "Ha sido breve, apenas unos minutos, pero muy intenso, los daños materiales son cuantiosos". El propio consistorio ya ha comenzado este miércoles un recuento de los daños materiales, análisis de los desperfectos y afecciones causadas por el vendaval. 

11

Las mejores imágenes del tornado que ha sorprendido a Vilafranca Javier Ortí

Tráfico cortado en la avenida Castelló

El fenómeno, que ha sido muy localizado en Vilafranca, ha dejado afecciones desiguales según la zona del municipio. En este sentido, la brigada municipal ha tenido que emplearse para restablecer el tráfico en la avenida Castelló, que ha quedado llena de tejas y otros materiales que se desprendieron de los tejados.

Los vecinos que han presenciado el tornado destacan la virulencia y la rapidez con la que ha arrasado la localidad. En este sentido se pronuncia Sergio Porcar: "Ha sido muy extraño, en unas zonas ha sido muy intenso y en otras apenas afectó". Porcar, que ha tenido tiempo de tomar algunas de la instantáneas y vídeos que se han hecho virales, destaca la "ruta" que han seguido las rachas de viento. 

Gente cogida a las farolas, incluso

"Entró por la zona del taller de Porcar, siguió por delante del campo de fútbol y por la placeta del supermercado Charter. Después enfiló toda la avenida Castelló, el carrer La Bassa y fue a parar por la zona de la Marie Claire". Un recorrido por el que ha hecho "auténticas malezas en las tejas, las cubiertas de chapa, tendederos de ropa, etc".

En una línea muy similar se manifiesta Jaime Vives, también vecino de la localidad. "Tan fuerte como este y de tan de cerca no había visto ninguno, daba miedo", reconoce. La virulencia del viento ha puesto a más de un viandante en una situación de apuro, según destaca Vives. "Ha habido gente que ha tenido que cogerse a una farola para que el viento no la tirase". 

Un tornado sorprende a los vecinos de Vilafranca Javier Ortí

Fenómeno muy concreto

Todos los vecinos coinciden en destacar que el tornado ha sido muy localizado y unas zonas del pueblo prácticamente no han notado su paso mientras otras registraron el mayor número de daños. Una sensación que ha quedado evidenciada en los registros que han quedado grabados en las diferentes estaciones meteorológicas que hay en el municipio.

Así, según ha podido comprobar Ignasi Llopis, aficionado local a la meteorología, el contraste entre los registros llama la atención. "Ha sido tan focalizado que la diferencia entre estaciones es muy significativa. Así, en la estación que tiene el ayuntamiento en pleno casco histórico la racha de viento máxima registrada fue de 75,6 km/hora a las 17.18 horas, mientras que en los dispositivos de Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), ubicados en las afueras de la localidad, la racha de viento máxima quedó registrada a las 17.20 horas y fue de 37km/hora, es decir, prácticamente la mitad que en pleno centro del municipio", comenta.

Asimismo, como la localidad cuenta una estación meteorológica oficial y homologada como la Aemet, su existencia sirve para justificar los daños al seguro.