Vilafranca continuó ayer haciendo balance de los daños que provocó el tornado registrado la tarde del miércoles. Un espectacular fenómeno meteorológico que sorprendió a los vecinos y ha sido viral en toda España. En alguno de los momentos álgidos, ocurridos alrededor de las 17.15 horas, «estuvo alrededor de los 100 kilómetros por hora de racha de viento», como destaca el jefe de climatología de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en la Comunitat Valenciana, José Ángel Núñez.

El experto ratifica que lo vivido en el municipio de Els Ports fue un tornado, concretamente el conocido como gustnado, que tiene como característica principal su «estiramiento vertical, de la tierra a la nube. Se forman de abajo hacia arriba y se originan cuando se forman circulaciones horizontales que son estiradas e inclinadas verticalmente por una tormenta en fase de desarrollo como fue el caso de ayer, aunque los efectos son básicamente los mismos que un tornado débil de categoría F0 o F1». También destaca su corto espacio de tiempo de duración, "tras la formación de una tormenta in situ en Vilafranca y fue en su estadio inicial cuando se generó el tornado".

"Estrictamente hablando no es un tornado clásico que se desarrolla a partir de una nube en rotación, como los que se ven en las imágenes de los grandes tornados de EEUU, sino que fue un tornado que llamamos landspout o gustnado que no proceden de una nube-madre previa en rotación", detalla Núñez. El registrado en la localidad se alargó poco más de dos minutos y causó estragos, sobre todo se cebó con tejas, mobiliario urbano y varios árboles. 

11

Las mejores imágenes del tornado que ha sorprendido a Vilafranca Javier Ortí

La alcaldesa, Silvia Colom, detalló que no se sufrieron daños personales ni afecciones en edificios municipales, y valoró la «diligencia» de los operarios municipales para limpiar puntos como la avenida Castelló, que quedó llena de tejas y materiales diversos que se desprendieron de los tejados.

Uno de los afectados fue Alfonso Milián, responsable de la televisión local. En su tejado tenía instalada una antena de 6 metros de altura, así como una parabólica, un enlace satélite y un punto wifi. «El vendaval tumbó la estructura y las antenas han quedado dañadas. Emitiremos mientras se arregla con una señal provisional», explica Milián, quien está a la espera de las valoraciones del seguro. (Informa: Javier Ortí).

Un tornado sorprende a los vecinos de Vilafranca del Cid

Respecto a los daños, Núñez señala que al confirmar la Aemet que fue un tornado eso facilitará los trámites para cobrar los bienes asegurados a través del consorcio de compensación de seguros. "El Real Decreto 300/2004, de 20 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento del seguro de riesgos extraordinarios, considera el tornado como tempestad ciclónica atípica y, por tanto, previo a los informes oportunos, los daños de los bienes asegurados suelen estar cubiertos por el consorcio de compensación de seguros", explica el meteorólogo.

Un tornado de este tipo en esta zona no es algo tan inusual

El responsable de Aemet en la Comunitat también dice que no son tan extraños estos tornados en la zona, «porque es un punto de la Península que es un nido de tormentas», y pueden ocurrir cada año. Al respecto, Núñez señala que "la zona de mayor densidad de descargas en la Península se encuentra en el Maestrazgo turolense y castellonense, entre las localidades de Mosqueruela, Valdelinares y la Iglesuela del Cid (Teruel), y Vilafranca (Castellón). En esta zona, la densidad media anual de descargas está próxima a 6 descargas/km2/año. El realce orográfico como factor desencadenante de tormentas en primavera y verano, así como la convergencia de vientos hace de esta zona la de mayor actividad ceráunica de España".

Mapa de densidad de rayos en el triángulo formado entre localidades turolenses y castellonenses AEMET

Por otro lado, además de ser uno de los puntos con más descargas de rayos, este triángulo que engloba localidades castellonenses y turolenses también es de las zonas más destacadas en número de tormentas al año, solo superada por los Pirineos. "En el periodo 2007-2016, la zona con más días de tormenta en la Península e Islas Baleares (máximo) se encuentra al sur del macizo de Cotiella, entre las comarcas del Sobrarbe y la Ribagorza, en la provincia de Huesca. Fuera de esta zona al sur de los Pirineos Orientales, solo en el Maestrazgo turolense y Maestrat castellonense, entre Cantavieja, Mosqueruela, Vilafranca y Vistabella del Maestrat, se superan los 30 días de tormenta al año en el promedio 2007-2016", manifiesta Núñez.

Mapa de la Península que refleja el elevado registro de tormentas alrededor de Vilafranca y en el nordoeste de Castellón AEMET

"Esta zona coincide además con la de mayor densidad de descargas en España, es decir, hay más tormentas al sur de los Pirineos Orientales, pero las tormentas del Maestrazgo registran mayor cantidad de rayos" opina Núñez. Por otro lado, sobre el tornado de Vilafranca, no achaca su aparición al cambio climático. "Es fácil que ocurran fenómenos similares anualmente, se pueden producir aunque sean de pequeña magnitud", concluye Núñez. Pero eso sí, suelen pasar en zonas montañosas. Lo inusual ayer fue que pasó en pleno centro del casco urbano de Vilafranca.