El Ayuntamiento de Nules podría llevar al pleno de julio la aprobación del presupuesto del 2021. Para ello, el equipo de gobierno deberá convencer a la oposición de que su propuesta, que volverá a ser debatida mañana en una comisión de Hacienda específica, se ajusta a la realidad del municipio, después de que el PSOE cuestionara los cinco millones de euros previstos en el capítulo de gasto corriente por no estar detallados. El alcalde, David García, les recordó que en ese apartado se encuentran contratos tan abultados como los de la recogida de la basura y la limpieza viaria, que en su conjunto ya suponen 838.400 euros anuales a las arcas públicas.

Este gasto concreto, el que requieren el vaciado de contenedores y la limpieza de las calles, ha experimentado una modificación porque se han separado los dos servicios. El primero ya está adjudicado con una ligera rebaja. El segundo está en trámites de licitación. Entre las mejoras que se quieren incorporar está la separación de la materia orgánica, el aumento en la frecuencia de la retirada del reciclaje, la creación de islas de contenedores para facilitar el acceso a los vecinos o la sustitución de los de pedal, que han dado mal resultado hasta ahora.

Toda la información

García confirmó ayer que el grupo municipal socialista ha recibido ya toda la información que solicitó en la comisión anterior, al tiempo que lamenta que al cuestionar la cantidad que se destina a gasto corriente, el portavoz socialista, Adrián Sorribes, no ha tenido en cuenta las partidas que se incluyen en este apartado, tales como las ya mencionadas, el pago de la luz de los edificios públicos y los colegios, el mantenimiento de instalaciones como la piscina municipal y el campo de fútbol, el alumbrado público o la programación cultural, por citar otras.

El alcalde confía en alcanzar un acuerdo que posibilite desbloquear la aprobación de las cuentas a mitad del actual ejercicio