Un estímulo no solo para Torreblanca, sino también para la comarca, que generará «mucha economía» y creará «muchos puestos de trabajo». Así se expresa la alcaldesa, Josefa Tena, en una entrevista en La Panderola, de Medi TV, sobre el desarrollo del PAI Doña Blanca Golf, el proyecto más importante a corto-medio plazo para el Ayuntamiento y del que se muestra convencida de que logrará desestacionalizar el turismo.

La primera edila reconoce que para la localidad este sector es «una fuente de ingresos», pero que sigue demasiado anclado a la temporada estival, por lo que reivindica que esta macropropuesta urbanística que proyecta hoteles, un campo de golf y hostelería a primera línea de playa será un revulsivo. «Nos gustaría que en vez de solo los meses de verano, la llegada de visitantes empezara en Pascua y se extendiera hasta Navidad. Y eso creo que el PAI del Golf lo conseguiría», argumenta.

Deambulando «entre despachos y cajones» desde el año 2013, Tena recuerda cómo estuvieron «asustados» por si el Pativel afectaba o no a su desarrollo, pero al final salió indemne. «La Conselleria nos dio una transitoria, una moratoria de 10 años (cinco para la burocracia y cinco para llevar a cabo la urbanización como tal), y estamos en esa situación», relata la alcaldesa, que asegura que cree «plenamente» en el PAI e insiste en que será «un balón de oxígeno» para la economía torreblanquina.

Mejores conexiones

Encaminada a ese objetivo de la desestacionalización, la munícipe pone en valor la importancia de las conexiones, como es la CV-13, y destaca que gracias a esta vía ahora hay una mayor «interacción» entre los municipios del interior que están a los alrededores (pone como ejemplo a les Coves, Benlloc o Vilafamés) y la costa, lo cual lo notan en un aumento de visitantes de proximidad «los fines de semana». Ayer, de hecho, desde el consistorio subrayaron que cuatro negocios del municipio se han comprometido con el sistema integral de calidad turística en destinos (Sicted), lo que demuestra así que son «espacios seguros».

Además del PAI, otros proyectos en los que incide Tena son el centro de día y la ampliación del instituto, que expone que «hace muchos años que se ha quedado pequeño» y cuya reforma asumirá la Conselleria de Educación, a través del plan Edificant, con una inversión de 4,6 millones de euros.