El Ayuntamiento de Almenara preservará los yacimientos de Casablanca, ubicados en las inmediaciones de la zona natural de Els Estanys. Los responsables municipales demostraron su compromiso con su particular Atapuerca en una visita a pie de campo por parte de la alcaldesa de Almenara, Estíbaliz Pérez, y el concejal Lorenzo Vicent acompañados por los paleontólogos y arqueólogos José Miguel Gasulla y Andrés Santos, conocedores de los espacios de este tipo existentes en esta zona.

La primer edila aseguró que la intención del Ayuntamiento es «potenciar esta área tan valiosa y para ello, los técnicos municipales van a redactar un proyecto, siempre con la inestimable ayuda de los expertos para poder preservar unos yacimientos de gran importancia. Una vez el documento elaborado, valoraremos si podemos hacer alguna actuación con fondos propios pero trataremos de obtener ayudas de las administraciones competentes, incluso de Europa, porque se debe actuar con la máxima celeridad».

Pérez, tras desplazarse al lugar, apuntó que les sirvió «para conocer de primera mano la ubicación y el estado de los yacimientos, información que servirá al consistorio para evitar que el futuro aparcamiento afecte a las zonas paleontológicas». Con todo, aunque ambos espacios son compatibles, la autorización para habilitar el párking debe dictarla el Consell.

Actuación y proyección

Tanto Gasulla, que dio a conocer a las autoridades locales estos vestigios, como Santos urgieron a «no perder más tiempo» para evitar el deterioro de estos espacios. «Por ese motivo nos congratulamos de que el consistorio sea conocedor del valor de los yacimientos y nos tiene a su disposición para ayudar en la elaboración de un plan que ponga en valor toda la zona», insistieron. «El potencial turístico que tiene Almenara en esta zona no existe en toda España», destacó Gasulla puesto que, en un mismo espacio coexisten un espacio paleontológico, uno arqueológico y uno natural de gran valor paisajístico, Els Estanys, que poco a poco va siendo más conocido entre la población.

Santos instó a acondicionar estos puntos ya que «su valor es incalculable» por lo que se debería evitar su expolio. Así, el consistorio rehabilitará la valla existente que está deteriorada.

Estado del cercado que limita el acceso a la zona. MIGUEL ÁNGEL SÁNCHEZ

Por su parte, Gasulla señaló que también se habló de realizar campañas de excavación. «Los yacimientos de Casablanca son kársticos del Mio-Pleistoceno que han aportado una información muy valiosa sobre la fauna que habitó en aquella época en esta zona, incluso con restos de la actividad de los homínidos», dijo el experto que aseguró que poner en valor este enclave «servirá para conocer con detalle lo que siguen guardando sus entrañas».