La Diputación de Castellón ha culminado este mes los trabajo de consolidación y restauración de la muralla del Albacar del castillo de Xivert. La intervención ha contado con un presupuesto de 40.000 euros y ha servido para poner en valor el conjunto arquitectónico y para frenar el proceso de degradación de la fortaleza, datada de los siglos X-XIII.

La diputada de Cultura, Ruth Sanz, ha destacado en una visita reciente al castillo chivertense que la actuación "ha sacado de nuevo la mejor cara del fortín" y ha felicitado a todo el pueblo de Alcalà de Xivert "porque lo que un día prometimos, como era salvaguardar el patrimonio histórico local y provincial, ha dejado de ser una palabra para ser un hecho".

En cuanto a los trabajos de rehabilitación, estos han consistido en la limpieza de los elementos vegetales que campaban a sus anchas por los muros y, en una actuación más exhaustiva, en la eliminación de los elementos impropios y la reconstrucción de los cuerpos primitivos perdidos a lo largo de los tiempos. Es el caso de los las estructuras de piedra que protegían los cimientos o los tapiales de la parte superior de la muralla. "En todo momento se han respetado al máximo los restos constructivos originales", ha subrayado la diputada. También se han reconstruido las canalizaciones de agua para evitar que las filtraciones acaben dañando las centenarias estructuras.

Plan Director

Al mismo tiempo, el área de Cultura avanza en el proceso de redacción del Plan Director del castillo de Xivert, un documento que fijará las actuaciones en materia de recuperación y dinamización de la fortaleza en los próximos lustros. El precio de la licitación es de 140.000 euros.

La importancia del castillo reside en su importancia estratégica para la Orden del Temple. Tras encadenar siglos de esplendor, es a partir del 1800 cuando empieza su decadencia hasta quedar en el olvido. No es hasta el siglo XX cuando, gracias a la adquisición del recinto por parte de la Diputación Provincial, empiezan los trabajos de recuperación arqueológica y arquitectónica del castillo, así como la difusión de su valor como referente cultural.