EN VERANO DE 2022

L'Alcora reabrirá la piscina de San Vicente tras ocho años cerrada

El consistorio quiere potenciar 'este pulmón verde', que es el más cercano al núcleo urbano

El alcalde, Samuel Falomir y el concejal de Naturaleza, Ricardo Porcar, comprobaron los trabajos en la piscina de San Vicente.

El alcalde, Samuel Falomir y el concejal de Naturaleza, Ricardo Porcar, comprobaron los trabajos en la piscina de San Vicente. / Mediterráneo

El Ayuntamiento de l’Alcora comienza las obras de acondicionamiento de la piscina situada en el paraje de San Vicente con el fin de ponerla en marcha en el verano del 2022, tras ocho años cerrada. Además, adecuarán todo el entorno, vestuarios y aseos. 

Los trabajos contemplan el escarificado y compactado de terreno natural, la excavación a cielo abierto en tierra, la instalación de un colector enterrado, arquetas prefabricadas de hormigón y una fosa séptica para la depuración del agua. En la piscina también se colocará revestimiento cerámico con mosaico de vidrio y se instalará césped artificial en su entorno.  

Con este proyecto, que asciende a 48.300 euros, el consistorio da un nuevo paso para poner en valor y potenciar este emblemático paraje, sin duda, el pulmón verde más cercano al núcleo urbano de la capital de l’Alcalatén.

Esta piscina lleva alrededor de ocho años cerrada, por lo que su recuperación es una actuación muy demandada por los vecinos. En este sentido, el alcalde, Samuel Falomir, manifestó que "el próximo verano del 2022 ya se podrá volver a disfrutar de esta instalación", al tiempo que subrayó que "se trata de uno de los compromisos del programa de gobierno". 

Por su parte, el concejal de Naturaleza, Ricardo Porcar, recordó que las brigadas forestales de la Diputación están llevando a cabo la limpieza y desbroce del paraje

Otras de las actuaciones de mejora realizadas recientemente son la instalación de un parque de calistenia, la mejora de su zona recreativa y la creación de un área cortafuegos y la recuperación de la zona de acampada.