El alcalde de Moncofa, Wences Alós, reclama la «urgente necesidad de que el Gobierno de España haga de una vez las obras de los espigones» en el litoral de la localidad, «para proteger el patrimonio natural y arquitectónico, pero también para poder dar un impulso a las oportunidades de futuro del sector turístico».

Y es que, como apunta Álós, el problema estriba en que el deterioro de la costa de Moncofa «genera incertidumbre en los potenciales inversores y lastra la llegada de turistas más allá de los tradicionales meses del verano, mientras que otros municipios que no sufren el daño cíclico de los temporales pueden alargar la temporada más allá de julio y agosto».

En este sentido, y pese a que el municipio cuenta con una amplia oferta de apartamentos y con dos cámpings de cuatro estrellas, el munícipe lamenta que «desde que Costas derribó los dos hostales, Pinche y Chavarro, no tenemos hoteles y la inversión privada no se decide porque solo tenemos una playa tres meses al año por la falta de una defensa del litoral adecuada. Desde el Ayuntamiento estamos haciendo un intenso trabajo que nos ha permitido tener cuatro banderas azules y queremos optar a la quinta, con lo que seríamos el pueblo con más banderas azules junto a Benicàssim».

Por el momento, Alós continúa recabando apoyos de vecinos y colectivos para poder reivindicar conjuntamente unas obras «que se llevan retrasando ya más de 10 años y que son fundamentales para poder, también, ofrecer mejores oportunidades de futuro a los autónomos y pequeños empresarios de la localidad, además de atraer inversión al pueblo».