La empresa estatal que gestiona las infraestructuras ferroviarias españolas, Adif, asegura a Mediterráneo que tiene una «disponibilidad absoluta» a la hora de «estudiar cualquier propuesta para la utilización» de la antigua estación de Moncofa que plantee el Ayuntamiento de Nules. Es su respuesta tras conocer que el consistorio les ha denegado la licencia de demolición presentada, alegando que van a iniciar el proceso para solicitar su declaración como bien de relevancia local (BRL) por su singularidad arquitectónica.

El ente explica que su decisión de derribar el edificio «tiene por objeto evitar cualquier daño a las personas derivado de su estado, dada su falta de funcionalidad en el momento actual para la explotación ferroviaria». El recinto fue tapiado y abandonado cuando se invirtió en una reforma que llevó a construir una nueva estación. 

Emplazamiento

Aunque el inmueble daba servicio sobre todo a Moncofa y por eso llevaba su nombre, está construido en el término de Nules, de ahí que las gestiones administrativas deban tramitarse en esta localidad, que no quiere perder lo considerado como un «relevante» elemento histórico.

Desde la compañía que dependen del Ministerio de Transportes inciden en que «cuando se puso en marcha el expediente de derribo no se había iniciado ningún trámite para otorgarle figura de protección patrimonial alguna», ni el consistorio contactó con ellos para «manifestar el interés acerca de alternativas de uso».

En la actualidad la construcción está totalmente abandonada y en un evidente estado de degradación. MÒNICA MIRA

Una vez han conocido ese interés municipal, desde Adif aseguran que, siempre y cuando se destine «a una función dotacional pública», no tienen ningún inconveniente a la hora de «acordar la cesión mediante una renta simbólica al Ayuntamiento, que debería proceder, en contraprestación, a su rehabilitación, puesta en valor y mantenimiento». De esta forma, trasladan al consistorio la responsabilidad sobre qué hacer si la decisión final es la conservación.

En el momento en que Nules recibió la petición de licencia de derribo, se realizaron una serie de gestiones que les permitieron dotarse de argumentos técnicos para defender la protección. El Colegio de Arquitectos de Castellón emitió un informe al respecto favorable a la preservación e incluso colectivos, como la Fundación Goerlich, aplaudieron la postura de Nules, afirmando que debería cundir el ejemplo en otros casos.

El interrogante abierto es, si finalmente se logra el BRL, qué uso le daría el Ayuntamiento, pues de lo dicho se desprende que Adif no tiene ningún interés especial respecto a su recuperación. 

Moncofa planteará la protección del recinto en el pleno

El Ayuntamiento de Moncofa, como el de Nules, también está totalmente en contra de la demolición de la antigua estación. El alcalde, Wences Alós, adelantó ayer que va «a plantear a los grupos políticos del consistorio la aprobación de una declaración institucional para la protección total del edificio».

La razón por laque este terreno del término de Nules acabó siendo la estación de Moncofa tiene que ver con la propiedad del suelo. Si bien pertenece a la demarcación nulense, el dueño del suelo era de Moncofa, por lo que decidieron su construcción allí. Informa Miguel Ángel Sánchez.