Betxí se prepara para disfrutar de 10 días de fiestas en honor al Santíssim Crist de la Pietat. Serán unas celebraciones condicionas por los protocolos anticovid, pero «desde el primer momento hemos programado e intentado hacer todo lo que las autoridades sanitarias nos autorizaban durante estos días. En este sentido, hemos trabajado para hacer una programación de actos taurinos muy fuerte, en una plaza de toros portátil, y por otra parte también hemos podido hacer una programación muy buena a nivel musical, con primeras figuras del panorama nacional. Eventos para todas las edades y todos los estilo», revela el alcalde de la localidad, Alfred Remolar, quien añade que «se ha programado un día para músicos locales, donde actuarán Jorge Gumbau y el grupo Alma».

La música en directo es la gran protagonista en el cartel festivo, donde destacan los conciertos de  la Fúmiga (mañana), Mikel Erentxun (el sábado 25 de septiembre), Década Prodigiosa (el lunes) y Jorge Gumbau (el jueves). A ellos se les une la orquesta Supermagic (hoy), la interpretación de la Unió Musical de Betxí (el domingo), el grupo Taranto (el día 24) y la actuación de la Coral Polifònica (el día 26).

Los actos musicales son protagonistas en el cartel festivo de este año.

Otro de los grandes atractivos serán las jornadas taurinas, con la suelta de vacas, pruebas de toros y emboladas. Ellas tendrán lugar mañana, y del martes al sábado, con las excepción del jueves, reservado para el tradicional Día de la paellas, que aunque este año no se podrá celebrar a nivel colectivo, el consistorio anima a que los vecinos participen de forma privada.

Además de la música y los actos taurinos, la localidad recupera la procesión del Santíssim Crist de la Pietat y la ofrenda floral, en unas celebraciones con multitud de actividades infantiles, deportivas, culturales y religiosas.

Betxí inicia sus fiestas patronales en honor al Santíssim Crist de la Pietat

Ilusión

«Tenemos puesta toda la ilusión y vemos que la población ha respondido con la compra de los tickets, por lo que seguro que llenaremos los diferentes eventos. Estamos muy contentos con nuestra población. Esperemos que sea el último año de unas fiestas condicionadas y que el año que viene ya podamos celebrar las fiestas como toca, que hay muchas ganas», finaliza Remolar.