Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

RESCINDEN TAMBIÉN EL DE los dos APARCAMIENTOs SUBTERRÁNEOS

Los vecinos de este municipio de Castellón no pagarán en la zona azul

En unos días y hasta la nueva adjudicación no habrá que pagar para estacionar en la ciudad

La empresa adjudicataria de la zona azul arrasta impagos con el consistorio de Vinaròs.

El concejal de Gobernación de Vinaròs, Marc Albella, anunció ayer que rompen el contrato de la zona azul y los aparcamientos subterráneos con la empresa Hinobepa SL por incumplimientos. 

El edil explicó que esta compañía arrastra impagos con el Ayuntamiento: «Algunos de los cuales había liquidado en parte, pero no la mayoría, y siempre al límite de lo que marcaba la ley para poder rescindir el contrato». Asimismo, avanzó que la rescisión se producirá tras no resolverse satisfactoriamente la justificación del reequilibrio económico del acuerdo, y en consecuencia, una disminución del canon, que la adjudicataria demandaba al considerarse perjudicada por la pandemia.  

Sanciones

Actualmente, existen dos expedientes sancionadores abiertos por el consistorio contra la firma, como recalcó Albella. Uno es por un importe de 3.000 euros, por desobediencia a requerimientos municipales, y otra multa de 6.000 euros por no presentar un protocolo de comunicación. Ambos no se verán interrumpidos por la resolución del contrato con la adjudicataria. 

Respecto a la deuda de la empresa con la administración local, el edil dijo que «no está aún cuantificado, porque falta resolver el expediente de liquidación». Prevén que son unos 150.000 euros. Albella también manifestó que «en caso de que no liquiden esta deuda, se emprenderán las acciones legales y jurídicas oportunas».  

En cuanto a la situación que se presenta a partir de ahora, el responsable municipal comunicó que han valorado los posibles escenarios menos lesivos para los usuarios y los trabajadores. La vigencia de la zona azul decaerá en todo el municipio de Castellón cuando se haga efectiva la rescisión del contrato, hasta nuevo aviso. La medida no entrará en vigor hasta que se comunique, en los próximos días, y mientras tanto hay que seguir pagando el estacionamiento.  

Además, en los dos aparcamientos subterráneos el consistorio contratará vigilancia privada para garantizar la seguridad y la integridad de los vehículos. Estacionar será libre, sin distinción de abonados o no abonados. 

Por tanto, no habrá zona azul y se podrá aparcar gratis hasta que se logre la nueva licitación del servicio, gestión en la que ya está trabajando el ejecutivo municipal. 

Compartir el artículo

stats