Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EL CONSELL HA PROPORCIONADO ALOJAMIENTOS EN VINARÒS, VILA-REAL Y BENICARLÓ

Las tres familias afectadas por el derrumbe de Peñíscola ya tienen las nuevas viviendas

Los perjudicados deberán esperar a la resolución de esta investigación para realizar las reclamaciones necesarias

Imagen que presenta el edificio derrumbado de Peñíscola.

El hombre que perdió a su hijo y a su pareja en el derrumbe que afectó a un edificio de la urbanización Font Nova de Peñíscola (Castellón) ya ha recibido las llaves de la vivienda social que se le ha facilitado en Vinaròs, mientras que las otras dos unidades familiares que van a ser realojadas ya cuentan con las llaves de las dos viviendas que se les han asignado, como ya se avanzó en la edición digital e impresa del domingo de este periódico.

Según han informado fuentes del Ayuntamiento de Peñíscola, el hombre que perdió a su hijo de 14 años en el derrumbe y a su pareja, una mujer de 54 años, ha recibido las llaves del piso de Vinaròs, una solución que ha proporcionado la Conselleria de Vivienda.

El hijo de la mujer de 54 años, que fue rescatado de entre los escombros la misma noche en la que se produjo el derrumbe, continúa recibiendo tratamiento de rehabilitación en un centro especializado de Castelló, donde se recupera de las heridas causadas en el siniestro.

Viviendas asignadas

La Conselleria ya le ha proporcionado una vivienda en Vila-real, pero las llaves están ahora en posesión de la Concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Peñíscola mientra se recupera y mientras se amuebla el piso.

Las llaves de la vivienda para la otra familia que perdió su primera vivienda en el derrumbe se encuentran también en manos de Servicios Sociales de Peñíscola, que va a asumir el coste de amueblarla. Tan pronto se culmine este trámite, la familia podrá trasladarse a esta vivienda social de Benicarló proveída también por la Conselleria.

Resolución

Mientras la investigación de los técnicos y arquitectos de la Generalitat continúa en la zona del suceso, que se produjo el 25 de agosto en torno a las 20.00 horas, unos trabajos que podrían prolongarse en el tiempo.

Los propietarios de las viviendas afectadas por el siniestro deberán esperar a la resolución de esta investigación para poder realizar los trámites necesarios de reclamación con sus respectivos seguros.

La semana pasada estaba prevista una pequeña actuación por parte de Emergencias consistente en la consolidación de los espacios que están colindantes a las viviendas derrumbadas, pero a consecuencia de la climatología desfavorable tuvieron que ser aplazados.

Compartir el artículo

stats