Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

REGISTRAN DESPERFECTOS LAS NOCHES DE LOS FINES DE SEMANA

Alerta en los colegios de la Vall: las AMPA reclaman ayuda contra el vandalismo

La Policía Local intensifica el control y la vigilancia en el entorno de los centros educativos

'Collage' con algunos de los recientes daños que han sufrido colegios de la Vall d'Uixó. Mediterráneo

El vandalismo en los centros escolares de la Vall d’Uixó no cesa. Tras denunciar la preocupante oleada de estragos que habían detectado en las semanas previas al inicio del curso, con las clases reanudadas las incursiones ilegales en los centros educativos no han parado. Es más, la Coordinadora de AMPA de la localidad ha efectuado un llamamiento público denunciando estos hechos y pidiendo la colaboración vecinal para frenar los asaltos e identificar a los responsables. «No queremos más destrozos», destacan en una publicación en la que piden «a toda la población de la Vall d’Uixó que ante cualquier situación sospechosa, llamen a la Policía Local, teléfono 092», sugieren.

En algunos colegios estos comportamientos incívicos se han repetido en diferentes asaltos, como en el caso del colegio Rosario Pérez, donde en agosto rompieron juegos infantiles y esparcieron basura por el patio, aunque las denuncias por daños han llegado también de otros como el Sant Vicent, la Moleta o Eleuterio Pérez.

La concejala de Educación, Carmen García, asegura que la última notificación de este tipo que ha llegado al consistorio fue, precisamente, del colegio del Carbonaire, donde rompieron un vidrio de la puerta de acceso al edificio. Algo similar sucedió días antes en la Moleta, donde aparecieron ventanas y puertas con cristales rotos.

Más vigilancia

La seguridad de las instalaciones educativas es una prioridad para el Ayuntamiento, razón por la cual «se ha intensificado la presencia policial», aunque la evidencia apunta a que no puede haber una patrulla por cada colegio, ni pueden estar toda la noche --que es cuando se producen los actos vandálicos-- supervisando su entorno.

Esa es la razón por la que todos, equipo de gobierno y asociaciones de padres, coinciden en la relevancia de contar con la colaboración ciudadana. Ver como alguien salta al interior de un colegio cuando está cerrado es razón más que suficiente para llamar a las autoridades, más si cabe si ese hecho se produce por la noche.

Como informó Mediterráneo a principios del mes de septiembre, este tipo de acciones llegan a ser muy peligrosas, como el caso de la hoguera que encendieron en el colegio Sant Vicent, dejando marcadas una pared y unas ventanas. En aquel incidente, los vecinos de la zona vieron el humo y alertaron a la policía. Aseguran que los autores eran menores de edad.

Compartir el artículo

stats