Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MÁS PEQUEÑOS EN LAS CALLES DE PUEBLOS DE LA COMARCA Y EN EL CRA DE FORCALL

Resistencia a la despoblación: Els Ports lucha para llenar sus aulas de niños

Todolella y la Mata lideran un incremento de niños con edad escolar, con unas cifras de escolarizados sin parangón en décadas

Imagen de los niños de la Todolella subiendo al autobús para acudir al CRA Els Ports, con aulario en Forcall.

Imagen de los niños de la Todolella subiendo al autobús para acudir al CRA Els Ports, con aulario en Forcall.

Els Ports, donde la despoblación es uno de los principales problemas a los que se enfrentan, ha registrado este curso un incremento significativo del número de alumnos en edad escolar. Este aumento destaca sobre todo en dos pequeños municipios, Todolella y La Mata, que han conseguido unas cifras de escolarizados sin parangón en décadas. 

Todolella atestigua que las políticas directas para combatir el éxodo rural surten efecto. El municipio cuenta este curso con 18 niños que acuden diariamente al Colegio Rural Agrupado (CRA) Els Ports, con aulario en Forcall, 8 más que el curso anterior.

Por otro lado, son 7 los jóvenes del municipio que se desplazan hasta Morella para acudir al instituto. La suma asciende a 25 alumnos de los 171 vecinos que forman el total de vecinos de Todolella, lo que supone tener más del 14% del padrón municipal escolarizado. 

Gráfico del alumnado de los centros educativos de Els Ports.

Gráfico del alumnado de los centros educativos de Els Ports. Gabriela Espinosa

Vida rural

Un fenómeno que va ligado a las posibilidades de trabajo que se han creado en la zona para que estas jóvenes familias hayan apostado por la vida rural. El secreto del éxito lo explica el alcalde, Javier Querol: "En pocos años ha coincidido que varias parejas del pueblo han tenido hijos y otras familias han decidido instalarse aquí gracias a puestos de trabajo creados en firmas locales y el Pitalaero SL".  

Otra localidad que también ha incrementado significativamente el número de alumnos es la Mata, con 14 niños en el colegio. "Hacía muchos años que no teníamos este boom", apuntó la edila del área, Julia Lugo.

Tal es así que han dotado de un nuevo servicio público al municipio a través de la Diputación. "Este año inauguramos la unidad de conciliación familiar para alumnos de 0 a 3 años. Dar este tipo de servicios es básico para mantener a las familias aquí y que otros puedan decidir dar el paso y volver al pueblo", explicó. Además, en breve comenzará la escuela vespertina y las extraescolares, "la mejor señal de que el pueblo esta vivo", subraya. 

Luces y sombras

Los centros educativos de la comarca, sin embargo, siguen en una situación complicada. En Portell y Castellfort salvaron sus aularios in extremis al lograr la llegada de nuevas familias, y al proyecto de la maestra Pam Collado Montañas de ilusiones. Los centros, en números absolutos, mantienen el nivel de alumnos en líneas generales, pero la tendencia a largo plazo es negativa por la despoblación.

«Cada curso tenemos grupos de edad más pequeños y la matrícula desciende progresivamente», alerta el director del IES Vilafranca, Alfonso Roig, donde suben 11 escolares en detrimento del colegio de la localidad. En una línea similar se manifiesta su homólogo del IES Els Ports, Miguel Pasíes, que reitera esta tendencia a la baja.

No obstante, las risas y el bullicio que respiran todas las mañanas las calles de la Todolella y La Mata hacía décadas que no se vivía. La imagen de los pequeños esperando el autobús es, sin duda, un motivo de esperanza para el futuro de estos pequeños pueblos.

Compartir el artículo

stats