El exedil de Compromís de Vinaròs Jordi Moliner ha sido condenado por la Audiencia Provincial a una pena de 6 meses de prisión, dos años de suspensión de empleo y cargo público y el pago de los costes del juicio por un delito de malversación de caudales públicos en 2019. Moliner, entonces concejal de Agricultura por Compromís-en el equipo de gobierno junto a TSV y PSPV- realizó de febrero a mayo de 2019 un total de 51 reintegros de una cuenta del Consell Local Agrari, del que era presidente, por valor de 9.260 euros que no justificó

El alcalde, Guillem Alsina, compareció ayer públicamente para dar a conocer esta sentencia, sin entrar a realizar más valoraciones. “El Ayuntamiento se personó como acusación particular y en todo momento hemos ido de la mano de lo que ha dicho el Ministerio Fiscal.

Moliner devolvió en junio de 2019 los 9.260 euros que sustrajo y el procedimiento judicial continuó hasta resolverse por parte de la Audiencia Provincial. Ha sido un caso desagradable para los que hemos compartido gobierno con Moliner, pero se ha puesto punto y final a una historia que no puede volver a repetirse”, indicó el primer edil. 

Por su parte, desde el PP de Vinaròs, Lluis Gandia acusó al equipo de gobierno de haber pactado la pena mínima. “El abogado del Ayuntamiento ha actuado más como abogado defensor del corrupto que no de los intereses del consistorio”, señaló Gandia, para quien “se ha pactado la pena mínima para que los ciudadanos tengan la sensación de que no ha pasado nada”. Según Gandía, por ello, “Alsina y el equipo de gobierno deberían explicar por qué se conforman con esta pena por alguien que ha puesto la mano en la caja”. 

El portavoz popular recordó que los hechos sucedieron justo antes de las elecciones municipales del 2019, y acusó a PSPV, TSV y Compromís de “saberlo y haberlo escondido” hasta pasados los comicios.

“En las pasadas elecciones municipales los vinarocenses votaron engañados, sin saber que un concejal había puesto la mano en la caja. Ya solo por eso, este es un caso muy grave”, señaló. También recordó que el Ayuntamiento se personó como acusación particular gracias a una moción que presentó el PP para ello y que “a pesar de ello, se tardó un año en personarse como acusación particular”.  

Y concluyó apuntando que el alcalde debe explicar “porqué el Ayuntamiento acepta y pacta la pena mínima para un corrupto sin informar a nadie de la oposición”