Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PROYECTO DE PROTECCIÓN DEL LITORAL

Sagunt recurre los espigones que Almenara defiende a "capa y espada"

El consistorio de la capital del Camp de Morvedre lleva el caso a la Audiencia Nacional

5

Las obras de los espigones de Almenara a vista de pájaro

El Ayuntamiento de Sagunt pide ante la Audiencia Nacional la paralización de las obras de los espigones de Almenara al temer que estas construcciones puedan dañar de forma "irreparable" las playas de Malvarrosa, Corinto y Almardà, ya castigadas desde hace tiempo por la regresión y las cada vez más abundantes piedras.

De esta forma, el consistorio de la capital del Camp de Morvedre ha apurado el plazo de 24 horas que fijó el tribunal para presentar la demanda que ha venido anunciando desde hace varios meses.

Aunque el PSPV-PSOE admitía sus dudas sobre si esa opción iba a ser la mejor para los intereses del municipio, al final, se ha optado por presentar el contencioso administrativo, como pedían tanto la asociación de vecinos de Almardà como el resto de los grupos políticos del consistorio. 

No obstante, el alcalde Darío Moreno asegura que mantiene "una mano tendida" a retirar la demanda si ven una "voluntad real" de Costas para resolver los problemas de las playas del norte de Sagunt y acelerar el proyecto de regeneración de esta costa. Junto a ello se remarcaba que "no se quiere un choque de trenes", sino que haya "un clima de diálogo".

Trabajos de alargamiento de la Gola de La Llosa. Miguel Ángel Sánchez

Indignación

Por su parte, en Almenara ha causado indignación la petición ante la justicia formulada por Sagunt para frenar las obras de los espigones en la playa de Casablanca. Al respecto, la alcaldesa, Estíbaliz Pérez, lamenta esta decisión que, como apunta, tiene por finalidad "paralizar un proyecto tan importante para los intereses de Almenara". Y añade: "Me parece injusto y poco solidario que Sagunt vaya contra una intervención que necesita de manera urgente nuestro litoral, y no es por el capricho de querer tener una playa de arena o de piedra sino por proteger de los temporales marítimos esta parte de la costa"

La primer edila asegura que "defenderemos a capa y espada este proyecto, para que no se pueda parar la ejecución del mismo, porque ello supondría un gran desastre", no solo para la empresa por los plazos de ejecución y para el propio Ministerio de Transición Ecológica, sino para los destrozos que podrían originarse en el futuro en la playa de Casablanca».

Al respecto, Pérez añade que, en el caso de que se frenaran los trabajos, "ya nos guardaremos nosotros de pedir lo que sea necesario por medio de la justicia", por cuanto el litoral quedaría en manos de temporales marítimos. 

Compartir el artículo

stats