Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PROPUESTA DE RECUPERACIÓN PATRIMONIAL

Apadrina un órgano: curiosa propuesta para recuperar la música en una iglesia de un pueblo de Castellón

Las personas que deseen contribuir podrán hacerlo desde 50 hasta 1.500 euros

La Comissió de l’Orgue ha presentado el proyecto de apadrinamiento del órgano para la iglesia arciprestal de Nules.

La Comissió de l’Orgue, que está impulsando la recuperación del órgano para la iglesia arciprestal de Nules, ha presentado el proyecto que posibilitará el apadrinamiento de este particular instrumento, de manera que particulares y empresas puedan contribuir con sus aportaciones a su adquisición.

L’orgue de tots es el nombre de esta iniciativa, a la que se han sumado la Associació de l’orgue, el Ayuntamiento de Nules, Caixa Rural, la parroquia de Sant Bartomeu i Sant Jaume, la Sociedad Musical Artística Nulense y la Associació Cultural la Corretjola.

A partir del próximo 15 de octubre, a través de una plataforma web creada exprofeso, las personas que lo deseen podrán apadrinar los tubos de instrumento, con aportaciones que pueden oscilar entre los 50 y los 1.500 euros. «El nombre de cada uno de los padrinos o de las personas que designen, se grabarán en el tubo mayor, de 4,5 metros de altura», explica el presidente de la Associació de l’Orgue, Vicent Flich.

Cinco siglos

El proyecto tiene una filosofía clara: recuperar una tradición y una parte del patrimonio histórico y cultural del municipio. Existe constancia, al menos desde el año 1563, de la existencia de un órgano en la parroquia de Nules, «que sonó de manera ininterrumpida hasta que el 8 de julio de 1938 la iglesia fue bombardeada y desapareció», como recuerda Flich.

Imagen del interior de la iglesia arciprestal de Nules tras el bombardeo de 1938, con el órgano original a la izquierda.

Imagen del interior de la iglesia arciprestal de Nules tras el bombardeo de 1938, con el órgano original a la izquierda. MEDITERRÁNEO

Así quedó el primer templo de Nules, destruido por las bombas durante la guerra civil. MEDITERRÁNEO

Desde la comisión impulsora, defienden que la música «es un arte efímero, después de interpretarla desaparece; de ahí que los hombres hayan querido retenerla a través de los instrumentos», en este caso un órgano, «un bien no solo de la iglesia o de la gente que va a misa, sino de todos».

Están tan convencidos de tal afirmación que, entre los usos que tendrá esta inversión comunitaria, aparte de su interpretación en ceremonias litúrgicas, también protagonizará conciertos, no vinculados necesariamente con expresiones religiosas o de fe, y servirá para dar clases. «La intención es crear una escuela de organistas, que dirigirá la Societat Musical Artística Nulense», afirman.

De hecho, los responsables de esta propuesta de mecenazgo insisten en que se trata de la posibilidad de contribuir a la recuperación de un elemento que ha estado vinculado durante siglos al patrimonio de la localidad

Compartir el artículo

stats