Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Descubrimientos en las excavaciones arqueológicas del Corro de Portell

Hallan los esqueletos de una madre y su hijo que murieron a la vez hace 800 años en Portell

Estos nuevos hallazgos permiten ubicar el primer cementerio cristiano de la localidad

Un investigador limpia los esqueletos hallados en el Corro de Portell. Mediterráneo

Las excavaciones arqueológicas en el Corro de Portell han sacado a la luz una sepultura con restos de una madre y su hijo, que debieron morir casi a la vez. Provisionalmente han sido datados entre la segunda mitad del siglo XIII y el primer tercio del siglo XIV, por lo que podrían tener hasta unos 800 años de antigüedad.

De hecho, estos nuevos hallazgos permiten situar en el subsuelo de este lugar el primer cementerio cristiano de la población, según informaron desde el Ayuntamiento,

Y es que Portell está llevando a cabo desde el mes de septiembre una serie de actuaciones arqueológicas en la parte del Corro para establecer si se conservan restos medievales en su subsuelo. Estas intervenciones han sido promovidas por el consistorio aprovechando la concesión de las subvenciones acogidas en la resolución del 26 de marzo de 2021, de la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte.

Imagen detallada de los restos humanos que han encontrado en la localidad. Mediterráneo

Se trata de una serie de actuaciones enmarcadas dentro de un proyecto más ambicioso, con el objetivo final de establecer la evolución histórica de la población y poner en valor las estructuras medievales que todavía se conservan en el municipio. En este caso, en concreto, además de los sondeos, han estudiado con metodología arqueológica los paramentos de torres y murallas para establecer las técnicas constructivas y la evolución arquitectónica de las diferentes torres.

Esta información será de gran utilidad para redactar un plan director para la recuperación de las murallas de Portell, documento que ya está en redacción bajo la coordinación del arquitecto Antonio García Blay, aprovechando otra subvención concedida por la Generalitat.

Como hallazgos más destacados de la actuación arqueológica dirigida por el arqueólogo Pablo García Borja con la colaboración de Joan Enric Palmer Broch destacan los abundantes restos de huesos humanos, primero en estratos superficiales removidos y después formando parte de diferentes inhumaciones de época medieval, ya de época cristiana.

Falta por conocer la causa de la muerte

Uno de los hallazgos más interesantes ha sido la localización de una sepultura con los huesos de una persona adulta y un niño. Estas inhumaciones están en estudio y los arqueólogos las han datado provisionalmente entre la segunda mitad del siglo XIII y el primer tercio del siglo XIV. A falta de más datos se propone que se está ante los restos de una madre y su hijo, los cuales debieran morir casi simultáneamente. Habrá que esperar a los resultados del estudio antropológico de los restos para establecer, si se puede, la causa de la muerte.

Estos descubrimientos permiten situar en el subsuelo del actual Corro el primer cementerio cristiano de la población, un espacio que, a pesar de haber sido muy transformado a lo largo de los siglos, sin duda continuará aportando valiosa información sobre los orígenes de Portell.

Compartir el artículo

stats