Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las comisiones desmontan las carpas tras la 'cremà' para devolver las ciudades a la normalidad

Los bares de Burriana y Benicarló hacen el agosto en octubre gracias a las Fallas

La hostelería cuelga el cartel de completo en los días centrales de la fiesta gracias al tirón de esta edición histórica, que se ha beneficiado por la idoneidad del puente

A la izquierda, desmontaje del tapiz de Benicarló. A la derecha, retirada del casal de la falla Mercat Vell en Benicarló.

Más allá de las frenéticas labores de limpieza para eliminar los restos de ceniza que quedaban este miércoles por la mañana por las calles y desmontar a destajo las carpas de las comisiones en la resaca de la cremà, el denominador común en Burriana y Benicarló de estas primeras históricas Fallas poscovid es que lo inusual de sus fechas, coincidiendo con el puente, ha propiciado que los bares y restaurantes de ambos municipios hayan podido hacer su particular agosto en el mes de octubre.

Últimos instantes en que la carpa del Club 53 seguía instalada en la calle en Burriana. Isabel Calpe

En Burriana han sido muchos los negocios que han visto reforzados sus ingresos con el regreso de la actividad fallera a la ciudad. Aunque haya sido a última hora, las tiendas de ropa han visto cómo aumentaban las ventas para estos días y las agendas de las peluquerías apretaban las citas para lograr asumir al máximo número de clientes posible. No obstante, el bullicio en las calles se vio reflejado, de manera muy especial, en los establecimientos de restauración y terrazas de la localidad, que colgaron el cartel de completo durante las jornadas principales de la fiesta.

Burriana dijo adiós a su tapiz hasta la llegada de las Fallas 2022. Isabel Calpe

Tanto es así que el presidente de la asociación de hostelería de Burriana, José Gargallo, valora de forma «muy positiva» los resultados de estos peculiares festejos josefinos, «ya que todo suma para avanzar hacia la normalidad y, aunque es imposible recuperar todo lo perdido, vemos cómo va desapareciendo el miedo que tenían los clientes a salir», opina.

Los operarios de la brigada de obras y servicios se afanaban este miércoles en desmontar la carpa principal de las Fallas en Benicarló. Alba Boix

Misma sensación en Benicarló, donde estas insólitas Fallas no solo han tenido un importante impacto en el sector hostelero, sino también en la afluencia de gente a las carpas e instalaciones de La Carrasca, Mercat Vell, Conquistaors, Benicarló y Caduf. «Los cinco presidentes de las comisiones que han montado están más que satisfechos con el balance de estas Fallas , porque se han superado las expectativas», explica el presidente de la Junta Central Fallera, Fede Guimerà.

Desmontaje del casal de la falla El Caduf en Benicarló. Alba Boix

Mientras, para Iván Alemán, máximo representante de la asociación local de bares y restaurantes, «el hecho de coincidir con el puente del Pilar ha favorecido el aumento de clientela y de reservas para almuerzos y comidas». 

Compartir el artículo

stats