Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CONSIDERA QUE "NO SON CUERPOS DE SEGURIDAD" PARA LLEVARLOS

La Conselleria no dará chalecos antibalas a los agentes medioambientales porque "nadie les obliga a exponerse"

Respuesta de la Generalitat a la demanda de este colectivo de contar con mayor protección

Un agente llevaba un chaleco prestado en una actuación en Almenara.

Un agente llevaba un chaleco prestado en una actuación en Almenara. Mediterráneo

La Conselleria de Medio Ambiente no dotará de chalecos antibalas a sus agentes medioambientales porque «no son cuerpos de seguridad» y sus obligaciones no incluyen asumir riesgos que lo requieran. En concreto, afirman desde este departamento que si creen que hay un peligro, deben informar a la Guardia Civil para que sean sus efectivos los que intervengan.

Esta ha sido la respuesta del área que dirige Mireia Mollà a la demanda del colectivo de agentes medioambientales para que adquieran medios de protección individual para las inspecciones de caza.

La premisa en la que fundamentan esta postura oficial es que «sus tareas asignadas son de conservación de la naturaleza» y, por lo tanto, su misión no supondría un peligro de tal envergadura porque «nadie les obliga a exponerse».

Agravio comparativo

Los agentes medioambientales de la Comunitat Valenciana recuerdan que esta consideración no la comparten otras comunidades autónomas como Canarias, Murcia, Castilla y León, Madrid o Baleares, donde sus compañeros, para las inspecciones de caza, sí que reciben estas protecciones.

Y sobre las situaciones de riesgo que asumen, solo recuerdan que en el año 2017, en una de sus misiones de supervisión en l’Alcora, un paranyer amenazó con una escopeta cargada a una pareja de agentes y no soltó el arma hasta que llegó la Policía Local. 

Compartir el artículo

stats