Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PRIMERA TEMPORADA TRAS LA FUSIÓN DE NULEXPORT Y CIPLA

Cítrics de Nules fija su meta en ser top ventas nacional de clemenules

De su producción de 40 millones de kilos calculan una «merma natural» del 30 o 40% esta campaña

Encajadoras de Cítrics de Nules ya están trabajando con las variedades tempranas que empiezan a llegar del campo.

Cítrics de Nules, la empresa agrícola surgida de la fusión entre Cipla y Nulexport concretada este verano, ha iniciado ya su primera campaña con un objetivo al que aspirar como la única entidad cooperativa que queda en la localidad: ser un referente nacional e internacional en la comercialización de clemenules.

Aunque las expectativas iniciales y más perentorias pasan por «encauzar la nueva empresa y consolidarla, intentando reducir costes y buscar la eficiencia», como detalló ayer el gerente, José Manuel Ripollés, la metal final es concentrar el mayor número posible de producción de la variedad estrella del municipio, que en la actualidad supone el 65% del total de la fruta con la que trabajan.

Con el ánimo de aprovechar las posibilidades que surgen de la unión de las dos cooperativas, Ripollés incidió en que la entidad no está exenta de los problemas que plantea al sector en su conjunto la campaña que acaba de empezar. «Calculamos que tendremos una merma natural de entre un 30 y un 40% de la producción», consecuencia de la gran cantidad de naranja que ofrecieron los árboles el año pasado, lo que ha supuesto una disminución de la floración.

Pero es que, además, el daño ocasionado por el granizo que ha caído este verano «obligará a descartar mucha fruta» y aunque señaló que el cotonet no les afectará tanto, también tendrá su impacto, por lo que la conclusión es que este año habrá menos clementinas, aunque el gerente remarca que «sería una cuestión que me preocuparía si todavía siguiéramos en solitario, pero las dos cooperativas unidas podremos hacer frente a la situación en mejores condiciones». Tanto es así que asegura que «era el momento de fusionarse para poder subsistir, es una cuestión estratégica».

Las cifras

Finalmente, Cítrics de Nules afronta esta nueva andadura con unos 600 socios, con una previsión de contratación de «400 personas en almacén y 500 collidors en plena campaña» y con una capacidad de trabajo con las instalaciones con las que cuentan tras la fusión, de 60 millones de kilos, «aunque igual este no es el mejor momento para plantear llegar a esas cantidades». Según José Manuel Ripollés, «este será un año de adaptación, de acoplar y ensamblar plantillas y de aprovechar las fortalezas de la unión para impulsar el proyecto común.

Respecto de los perjuicios ocasionados por el granizo, el gerente remarcó que la nueva cooperativa mantendrá la política existente en Cipla, donde es la entidad la que contrata el seguro agrario «y se hace como corresponde para que los socios estén cubiertos». 

Compartir el artículo

stats