Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

la justicia da la razón al ayuntamiento y dicta que la torre pertenece al consistorio

Benicarló sienta un precedente legal tras ganar a la Iglesia el juicio por el campanario

La alcaldesa cree que quizá otros municipios se animen a presentar demandas después de este caso

A la izquierda, la alcaldesa de Benicarló, Xaro Miralles, posa frente a la fachada de la iglesia y del campanario. A la derecha, imagen detallada de la torre que ha centrado todas las miras. Alba Boix

La sentencia sobre la propiedad del campanario de Benicarló ha sentado un precedente legal. Una vez la titular del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Vinaròs determinara que la histórica torre pertenece legítimamente al Ayuntamiento y no al obispado de Tortosa, tal como corroboró este miércoles el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat (TSJCV) al hacer público el contenido del fallo, los municipios que puedan estar implicados en una disputa con la Iglesia por la titularidad de algún bien, como ha estado Benicarló desde el 2015, ya tienen un ejemplo que seguir y un espejo en el que mirar.

Es la opinión de la alcaldesa, Xaro Miralles, quien cree que esta sentencia que da la razón al consistorio puede abrir el camino a otros a reclamar inmatriculaciones de la Iglesia. «A lo mejor hay algún ayuntamiento más que se anima a presentar demandas», afirma la munícipe, aunque matiza que «cada caso siempre debe estudiarse particularmente».

Con la satisfacción de haber ganado el juicio a la diócesis (a falta de un posible recurso), Miralles se muestra exultante y reconoce que más de un ciudadano le ha parado por la calle para darle la enhorabuena. «Son muchos los vecinos que han celebrado la sentencia y así me lo han transmitido», reconoce.

¿Qué piensan los vecinos tras la sentencia?

Esto es lo que opinan los vecinos tras la sentencia que da la razón al Ayuntamiento de Benicarló. Alba Boix

No obstante, tal como pudo comprobar Mediterráneo a pie de calle, a algunos residentes de Benicarló no les produjo mucho asombro la noticia. «No me sorprendió en absoluto, porque siempre he pensado que el campanario era del pueblo», expone Fernando Martín, natural de Estepona (Málaga) y vecino de la localidad desde hace seis décadas. 

"El campanario es y era del pueblo"

Misma tesis sostiene el empresario benicarlando José Antonio Gellida, que defiende que la torre «es y era de la gente, no de ahora, sino de toda la vida». A su opinión se suma la de Mar Roda, quien aplaude la decisión de la jueza y afirma que «todo lo que sea a favor de la ciudad me parece perfecto». 

Y es que los testimonios que apoyan al consistorio son la mayoría, como el de Ricardo Mascarell, quien opina también que este inmueble «es y tiene que ser del pueblo, la Iglesia no puede apropiarse de lo que quiera». «El campanario es del poble», reitera a su vez Paco Palomo, sumándose a la afirmación más repetida este miércoles.

"Creía que pertenecía a nuestra iglesia"

En el lado opuesto se encuentra la opinión de Nati Jiménez, ama de casa y habitual en la parroquia de San Bartolomé. «Me ha sorprendido mucho la noticia, no me lo esperaba porque creía que pertenecía a nuestra iglesia», expone, algo decepcionada. 

Todas las miradas se han posado en este símbolo desde que se conoció el fallo judicial en la tarde del martes. Rosa Pla, una de las clientas asiduas al conocido bar Anna, situado entre el ayuntamiento y el campanario, señala que no le importa de quién sea: «Siempre he pensado que estaba todo unido, que iba todo a una».

La sentencia también ha provocado reacciones conciliadoras, como la de Tonica Soriano, una ama de casa que declara que «no merece la pena pelear, a la gente ni nos va ni nos viene a quién pertenezca». 

¿Y cuál es la opinión del párroco?

Carlos García, párroco de Benicarló. Mediterráneo

El párroco de Benicarló, Carlos García, valoró también a Mediterráneo la sentencia sobre la titularidad municipal del campanario. El cura ajustó sus palabras al comunicado emitido por el obispado de Tortosa y dijo que «respetamos la decisión de la jueza».

Al respecto, apuntó que «nos sentaremos con el gabinete jurídico de la diócesis para examinar la sentencia y analizar cómo actuar. De todas formas, este miércoles nos hemos despertado igual y trabajamos igual. El campanario es del pueblo, de la parroquia y de todos». Sobre la relación con el Ayuntamiento apuntó que es «muy buena». «No estamos peleados ni nada por el estilo», concluyó.  

Compartir el artículo

stats