Benicàssim ha configurado el dispositivo de seguridad para el SanSan Festival, que se celebrará los días 29, 30 y 31 de octubre y prevé alcanzar los 20.000 asistentes, lo que supone un 40 por ciento del recinto.

La Casa Abadía ha acogido este mediodía la Juntal Local de Seguridad extraordinaria copresidida por la alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, y la subdelegada del Gobierno, Soledad Ten, y con la asistencia de representantes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y de la organización del festival, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

La alcaldesa, Susana Marqués, agradecido a la Subdelegación del Gobierno, a todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, todo el apoyo y la colaboración que prestan al Ayuntamiento de Benicàssim "para que todos los dispositivos de seguridad y emergencias estén perfectamente diseñados, activados, coordinados y operativos para que el SanSan 2021 pueda realizarse con total garantía de seguridad".

La primera edil ha comentado que poco a poco se recupera la normalidad también en el sector de los festivales, y ha dicho que para no dar ni un paso atrás en la lucha contra la pandemia, el cumplimiento de normas preventivas de higiene y seguridad durante la celebración del festival "va a ser la clave".

En este sentido, y tal y como ya ha anunciado la organización, para poder acceder al recinto de festivales de Benicàssim se exigirá el Certificado Covid Digital de la Unión Europea con la pauta completa de vacunación, una prueba de antígenos negativa realizada 24 horas antes del acceso al recinto o una prueba PCR negativa efectuada en las 48 horas previas. Para quienes carezcan de lo anterior, en el acceso al festival se realizarán tests de antígenos por parte de un equipo de profesionales.

SEGURIDAD SANITARIA

Dentro de las medidas de seguridad sanitaria, los asistentes al SanSan Festival podrán moverse por el interior del recinto y bailar, y el uso de la mascarilla será obligatoria en todo momento, incluido en las entradas y salidas, salvo en el momento de consumir. Habrá gel hidroalcohólico a disposición de los usuarios y se establecerán distintos itinerarios específicos para controlar los flujos de personas y evitar las aglomeraciones.

El festival tiene la previsión de alcanzar los 20.000 asistentes, lo que supone un 40% del recinto y se respetarán los 2,25 metros cuadrados de superficie por persona pertinentes. La actividad en el recinto de festivales se desarrollará de 18.00 a 5.30 horas y durante todo ese tiempo habrá un refuerzo de seguridad tanto interna como externa del recinto.

La subdelegada del Gobierno, Soledad Ten, ha indicado por su parte que, "además de establecer los dispositivos de seguridad, se ha incidido también en la seguridad sanitaria, todo un plan para el respeto de las normas sanitarias que es muy importante porque es el primer festival que se realiza después de la época Covid" y -ha añadido- "va a ser la prueba para ver cómo pueden funcionar".

Soledad Ten ha aprovechado para pedir a los asistentes "el respeto de todas las normas para seguir haciendo festivales". "Somos una tierra de festivales y queremos volver a la normalidad", ha concluido.