Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EN EL 2022

Burriana congela los impuestos para ayudar a afrontar la crisis económica

El consistorio toma la decisión de asumir el desfase económico, que sube a 430.000 €

Burriana congelará en 2022 los impuestos y las tasas municipales

El Ayuntamiento de Burriana vuelve a congelar, un año más, todos los impuestos y tasas municipales para ayudar a los diferentes sectores económicos a afrontar la crisis derivada de la pandemia. De este modo, el equipo de gobierno se decanta por no aumentar la carga impositiva a la ciudadanía y propone asumir el desfase presupuestario de más de 430.000 euros con recursos propios. 

Así lo aseguró la alcaldesa, Maria Josep Safont, quien precisó que esta propuesta supone «un reto extraordinario en la gestión municipal», porque el presupuesto de gastos «tendrá un aumento importante por los incrementos de costes, que deberemos asumir con los mismos ingresos». De hecho, desde el ejecutivo argumentan que el desembolso ha crecido debido al aumento del IPC que afecta sobre todo a los grandes contratos de servicios y a todo el gasto corriente municipal, además de una mayor factura por la gestión de los residuos. 

Aun así, la munícipe incidió en que el objetivo es «mantener la calidad de los servicios públicos, pero sin incrementar la presión fiscal sobre los ciudadanos, al objeto de seguir ayudando a los vecinos y empresas de toda la ciudad». De este modo, en 2022 no subirá ninguno de los tipos impositivos, como el del ICIO, el IBI o el de vehículos, además de mantener sin modificaciones los importes de los recibos de la basura y espacios culturales y deportivos, y se conservan los beneficios fiscales aprobados en los últimos ejercicios.

Vuelta progresiva

Tras casi dos años sin pagar la tasa por ocupación de vía pública, los negocios de la hostelería volverán a tener que asumir el gasto. No obstante, la concejala de Hacienda, Cristina Rius, matizó que «será de una manera progresiva porque nos remitiremos a los precios y espacios que tenían antes de la pandemia». Así, los bares y restaurantes podrán ocupar el doble del recinto autorizado sin tener que abonar el total para que puedan seguir ejerciendo su actividad con seguridad. La edila explicó que esta exoneración ha supuesto más de 420.000 euros que no han ingresado en las arcas municipales. 

Compartir el artículo

stats