Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CONSECUENCIAS FATALES DE LA ÚLTIMA JORNADA TAURINA

Muere el hombre de la Vall herido en la femoral por el segundo toro de la tarde de la Fira d'Onda

El astado ha corneado al aficionado en el muslo izquierdo y además se golpeó fuertemente en la cabeza contra la pared

Cogida del segundo toro de la tarde de la Fira d'Onda MEDI TV

Para ver este vídeo suscríbete a El Periódico Mediterráneo o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Cogida del segundo toro de la tarde de la Fira d'Onda Josep Carda

Un hombre de 55 años y residente en la Vall ha fallecido esta tarde como consecuencia de las heridas que le ha causado el segundo toro de la tarde de la Fira d'Onda, que lo ha levantado al vuelo, de manera que el aficionado ha caído en el suelo y ha quedado inconsciente. De inmediato ha sido trasladado a la enfermería del recinto taurino, donde ha sido atendido en un primer momento por el doctor Gustavo Traver. El hombre presenta una cornada en el muslo izquierdo, muy cerca de la ingle, que le ha tocado la arteria femoral y perdía mucha sangre. Además, también ha recibido un fuerte golpe en la cabeza que le ha originado un traumatismo craneoencefálico. Pese a ser trasladado al Hospital de la Plana, los facultativos nada han podido hacer por é.

Desde el Ayuntamiento han emitido un comunicado oficial, en que se indica que lamentan informar "que debido al fallecimiento de un aficionado taurino durante esta tarde, y como muestra de respeto y condolencia, se suspende el resto de festejos programados durante esta noche. El Ayuntamiento y toda la afición taurina de Onda trasladan las más sinceras condolencias a la familia y amigos".

Esta cogida se suma a la que ha protagonizado al mediodía el toro más rezagado del último encierro de la Fira, que ha alcanzado al experimentado corredor pamplonica Jokin Zuasti, a quien ha causado una herida por asta de toro en una de las piernas.

Y es que este último encierro de la Fira de Onda ha sido complicado y accidentado, protagonizado seis toros de Herederos de Hijos de Celestino Cuadri. Un total de 16 minutos y 58 segundos ha durado una carrera cortada desde el inicio, debido a que los astados se han caracterizado por la batalla entre ellos mismos, no solo antes de la salida sino también durante todo el recorrido.

El trayecto ha presentado un lleno absoluto, entre vecinos asomándose en las ventanas y balcones o subidos en los cadafals. No han podido disfrutar de un encierro, pese a la gran apuesta del Ayuntamiento por dotarlo con astados de una de las más prestigiosas ganaderías de España.

Unos astados con una gran presencia que se han frenado en diferentes partes del recorrido, por cuanto los cabestros de Germán Vidal no han logrado hacer una piña de los seis toros de Cuadri.

La concejala de Fiestas, María Prades, al finalizar la accidentada carrera, ha lamentado que la misma no se haya desarrollado como todo el mundo deseaba. "Lo más importante es hacer hincapié en que son animales y no son tan controlables, pero estoy contenta con el hierro, porque los animales son espectaculares", ha asegurado.

El último de los toros que entró al Raval protagonizó una cogida, en la que resultó herido por hasta de toro el corredor pamplonica Jokin Zuasti -un reconocido corredor de encierros que acumula medio siglo de participación en las citas de la capital Navarra- que, según confirmaron fuentes municipales, fue atendido en la enfermería del recito taurino y no precisó de traslado al hospital El hombre fue alcanzado por el morlaco cuando se refugió entre los barrotes de un cadafals, en su intento de lograr que el animal siguiera su recorrido.

Compartir el artículo

stats