Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pondrán a punto la zona más antigua de la ciudad para impulsarla frente a otras cercanas

Almassora adjudica la renovación del polígono Mijares por 200.000 €

Incorporará carril bici, áreas verdes, mejoras en accesibilidad y en la red de agua potable

Imagen de obras en la zona del entorno de la estación de Almassora.

El Ayuntamiento de Almassora ha adjudicado a la empresa Pavasal las obras de modernización del polígono Mijares por un importe de 200.276 euros. Se trata de trabajos de mejora y renovación del recinto que cuentan con una subvención del Institut Valencià de Competitivitat Empresarial (Ivace) para poner a punto el área industrial más antigua de la localidad e impulsarla frente a otros municipios vecinos.

La remodelación incluye mejoras de accesibilidad, pavimentación, señalización y seguridad vial, además de eficiencia energética y servicios públicos. La intervención supondrá también la llegada del carril bici hasta la calle Industria, una de las arterias del polígono que aglutina gran parte de la actividad económica y conecta con el núcleo urbano. Se trata de una de las premisas del equipo de gobierno para reducir el uso de vehículos en los desplazamientos cortos y, por tanto, las emisiones de gases contaminantes. 

En la misma línea se sitúa la incorporación de nuevas zonas verdes en la calle Ferrocarril, así como la revisión de la red de suministro de agua potable con mejoras en el servicio y reparaciones de averías para aprovechar la intervención bajo el asfalto. 

Plazo de ejecución de tres meses

La empresa ganadora del concurso de adjudicación ejecutará los trabajos con la cofinanciación del Ayuntamiento de Almassora y del Ivace a través de una subvención de 165.340 euros. La totalidad del polígono, de 497.200 m², se beneficiará de las intervenciones planteadas para favorecer el crecimiento de las empresas que llevan a cabo su actividad en él. 

El contrato formalizado con Pavasal supone el inicio inminente de unos trabajos que tienen un plazo de ejecución de tres meses para asumir también la accesibilidad de las aceras y de los pasos peatonales, la señalización para mejorar la seguridad vial, así como la señalización informativa que facilite la orientación del usuario en el polígono industrial. 

Las obras incluyen la intervención en la canalización de agua potable en la calle Industria para mejorar un punto crítico de la red a la salida del depósito y mallar la red para minimizar las afecciones en caso de averías. Según el consistorio, el conjunto de la intervención mejorará la competitividad de un polígono bien conectado desde Castelló y Vila-real. 

Compartir el artículo

stats