Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EVACUACIÓN DE LAS AGUAS PLUVIALES

Las obras para evitar inundaciones en la Serratella de Burriana, para el 2022

Costas somete a exposición pública el proyecto para instalar los tornillos de Arquímedes en el Rajolí

Imagen del emplazamiento en la carretera de la Serratella donde se instalará el sistema de tornillos de Arquímedes.

El Servicio Provincial de Costas da un paso definitivo para hacer realidad el sistema de drenaje para luchar contra las inundaciones de la Serratella, en Burriana, una infraestructura muy deseada y esperada por la zona marítima. La exposición pública del proyecto supone la recta final del proceso que dará luz verde al Ayuntamiento de Burriana para iniciar las obras de instalación de los dos tornillos de Arquímedes. Si el trámite para obtener los 390 metros de ocupación marítimo-terrestre no se dilata, en enero del 2022 llegaría la autorización definitiva y con ella la activación del plan que supone una inversión de más de 720.000 euros.

La alcaldesa, Maria Josep Safont, valoró de manera muy positiva el anuncio, ya que «es un paso importante en el proceso y desde el consistorio vamos a seguir trabajando para avanzar lo máximo posible». Al respecto, informó que se abre por delante un periodo de 20 días «para que puedan presentar alegaciones alguna finca colindante o entidad y, una vez resueltas, solo quedaría la autorización final». La munícipe reseñó que este mecanismo hidráulico aumentará de manera considerable la velocidad de evacuación de las aguas pluviales al mar y así «evitará los efectos de las inundaciones con las que tienen que bregar los vecinos de esta zona del litoral».

Acción prioritaria

El informe técnico dirigido a Costas sostiene que esta es una acción prioritaria por el grave impacto que ocasionan las fuertes lluvias en las viviendas diseminadas por el área. Considerando que existen unas 250 casas que resultan afectadas, los costes por daños en enseres, limpieza, pintado de fachadas y puertas, supone un gasto anual de unos 125.000 euros. Por tanto, la inversión en el proyecto desde el punto de vista de la viabilidad económica está más que justificada puesto que las obras se proyectan para una vida útil de 30 años y se amortizarían en apenas 5 años.

Salidas naturales

Así, la propuesta que plantean desde el consistorio pasa por aumentar la capacidad de drenaje mediante la recuperación de la salida histórica y natural hacía el mar de las acequias que recogían toda el agua de lluvia de las parcelas agrícolas situadas entre el Camí Ballester y La Coixa, con la construcción de un nuevo colector y un pozo de captación. Además, los tornillos de Arquímedes de 1.900 milímetros de diámetro evacuarán hasta 1.000 litros por segundo, lo que supone el triple de velocidad que una bomba ordinaria de desagüe, que no fue suficiente para afrontar los últimos temporales como el Gloria, de enero del 2020.

Con todo, el conjunto del plan será una realidad en el 2022 ya que falta la redacción del proyecto definitivo, la licitación y la ejecución de las obras con un plazo estimado de al menos ocho meses.

Estudio geotécnico para el puente del Clot

Imagen de una de las riadas del río Anna, que arrancaron de cuajo el puente que une ambos márgenes del cauce fluvial. MANOLO NEBOT

En las últimas semanas, el Ayuntamiento de Burriana está recibiendo muy buenas noticias en lo que se refiere a la lucha contra las inundaciones. El visto bueno de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) para construir el puente del Clot ha acelerado los trámites previos para hacer realidad la obra que conectará ambos márgenes del cauce. 

La alcaldesa, Maria Josep Safont, informó que «una vez recibida la autorización, hemos iniciado el estudio geotécnico de la zona y así elaborar el proyecto definitivo de las obras». El plan contempla la construcción de una pasarela fija de hormigón con un coste estimado de más de 300.000 euros con compuertas para la salida del agua al mar. 

Compartir el artículo

stats