Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TRAS CASI DOS AÑOS DE ESPERA DESDE QUE LO PIDIÓ LA FAMILIA

Conselleria plantea hacerse cargo del menor adicto de la Vall d’Uixó

La madre y el niño acudieron ayer a la dirección territorial, donde les informaron

La madre del menor adicto de la Vall está a la espera de la resolución final de la Conselleria para asumir la tutela de su hijo.

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha iniciado ya los trámites para aprobar la tutela pública del menor de la Vall d’Uixó con adicciones y problemas de conducta, lo que supondrá su internamiento en un centro especializado. Una intervención que su madre pidió hasta en dos ocasiones --enero del 2020 y agosto del 2021--, ante los Servicios Sociales del Ayuntamiento sin que el departamento diera curso a la solicitud. No fue hasta el 4 de noviembre, el mismo día de la publicación en el diario Mediterráneo de la denuncia de la madre, que se remitió la petición, de urgencia.

Como explica a este periódico la afectada, ayer fue citada en la dirección territorial, a la que acudió acompañada por su hijo, donde no solo presentó toda la documentación en su poder, sino que también recibieron información detallada de lo que supone una guarda de la Administración pública por la que el niño, de 13 años, permanecerá recluido en un centro donde recibirá formación y asesoramiento para afrontar y superar sus afecciones actuales. 

Informes favorables

Durante el calvario que esta mujer ha tenido que vivir los últimos años, afirma que ha contado con el respaldo de la pediatra del menor y de los profesionales de la Unidad de Salud Mental Infantil (USMI), que en diferentes ocasiones han mostrado su disposición para «hacer informes en los que darían cuenta de sus problemas. Nadie entiende cómo no lo han internado todavía». 

Desde la dirección territorial ya han tramitado la solicitud de esa documentación, algo que hasta el momento la Administración local no había considerado, siempre según la versión de la madre.

Sin plazos

Lo que no le han dado, por el momento, son plazos, pero el relativo consuelo de la afectada, después de tanto sufrimiento, es que quien tiene la decisión final está trabajando su caso.

A la espera de una resolución que, aunque será un alivio para la familia, «sabemos que es lo mejor para él», también se vivirá como un hecho dramático, la madre está de baja laboral. Se da la circunstancia de que trabaja para el Ayuntamiento y, tras hacerse públicas sus circunstancias, le ofrecieron ese permiso para poder atender a su hijo a tiempo completo hasta que se resuelva todo. 

Compartir el artículo

stats