Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DENUNCIA VECINAL

Así está el PAI Torre la Sal de Cabanes: jabalís muertos, ratas y vertidos ilegales en las calles

Los residentes se muestran impotentes por el estado de "abandono total" de la zona desde hace 13 años

Estado del PAI Torre la Sal de Cabanes, con jabalís muertos en las calles y vertidos ilegales.

Los vecinos del PAI Torre de la Sal de Cabanes no pueden más. Llevan 13 años, desde el 2008, en una situación de «abandono total». Denuncian la presencia de jabalís muertos, «que nadie retira», ratas y roedores campando a sus anchas por las calles pendientes de urbanizar, además de vertidos ilegales en la zona, que hace que las calles parezcan «estercoleros». La urbanizadora no termina los trabajos, el Ayuntamiento no los recepciona y ahí están «aproximadamente 1.000 vecinos en el limbo de la burocracia», aseguran desde la asociación vecinal que preside María Dolores Melero.

Su denuncia no es nueva. La AAVV lleva años alertando del «creciente estado de abandono» del entorno de esta urbanización de 800 apartamentos.

El origen de esta problemática arrancó cuando el agente urbanizador del PAI lo dejó sin culminar hace 12 años, de manera que el Ayuntamiento no presta servicios como el alumbrado público o la limpieza de las zonas verdes.

Pese a que el promotor les asegura que hace nueve años entregaron la obra al consistorio y hay una sentencia firme desde hace cuatro años que le obliga a hacerse cargo de la limpieza, «lo cierto es que la situación se ha agravado en los últimos tiempos».

«No tenemos luz, si queremos pasear por la noche, no podemos hacerlo sin el miedo de tener un accidente o ser atacado por un jabalí. Los jardines se han convertido en nido de roedores e insectos. No podemos pasear por las aceras porque están invadidas por las ramas de los árboles y nadie se ocupa de podar», aseguran. De hecho, se acumula la suciedad tanto en los tres jardines habilitados en este enclave como en los accesos. Esto ha provocado no solo que todo esté lleno de maleza, sino que árboles caídos invadan la calzada.

«No tenemos luz, los jardines son un nido de roedores, la situación es insalubre y un peligro», critican los vecinos

decoration

Este verano el Ayuntamiento se comprometió a un mantenimiento, «que a fecha de hoy brilla por su ausencia», lamentan los vecinos, al tiempo que a lo largo de este tiempo no se cansan de repetir que pagan «todos los años» la contribución, «por lo que le corresponde al consistorio dar una solución y prestar estos servicios, ya que es el responsable de mantener la salubridad». «Ya no es una cuestión estética, esto sobrepasa la insalubridad y es un peligro para nuestras familias», alertan. 

Compartir el artículo

stats