Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EXIGEN A LA CONSELLERIA QUE CONCRETE LOS PASOS Y LAS FECHAS A SEGUIR

Benicarló y la Vall d'Uixó reclaman a Oltra que asuma la gestión de sus residencias

Las dos alcaldesas recuerdan que la Ley de Servicios Sociales Inclusivos establece que la gestión de los centros asistenciales es de competencia autonómica

Imagen de la reunión entre las dos alcaldesas, Tania Baños (i) y Xaro Miralles (d). Mediterráneo

Benicarló y la Vall d’Uixó exigen a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas que asuma la gestión de los centros asistenciales de ambos municipios, en cumplimiento de la Ley 3/2019, 19 de febrero, de Servicios Sociales Inclusivos, que establece la gestión de las residencias como competencia autonómica.

Por ello, ambas alcaldesas, Tania Baños (la Vall), y Xaro Miralles (Benicarló), han mantenido una reunión para establecer una estrategia común para que el departamento que lidera Mónica Oltra "atienda a sus competencias y firme un compromiso que concrete los pasos y fechas a seguir".

También piden "la creación de una comisión bilateral entre la Generalitat y cada consistorio para materializar esta hoja de ruta".

Cantidades económicas insuficientes

El Ayuntamiento de la Vall d’Uixó ya ha firmado el contrato-programa con la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas y el de Benicarló lo firmará en breve. Este es el documento a través del que la Administración autonómica financia la contratación de los equipos base de los servicios sociales y de los centros asistenciales. En él se fijan unas cantidades económicas que no son suficientes para cubrir los gastos que generan estas residencias a los ayuntamientos, cuando son una competencia impropia como recoge la ley.

"Pedimos que se nos trate atendiendo a nuestra particularidad, porque el contrato-programa es un modelo común para todos los ayuntamientos pero no tiene en cuenta que no todos somos iguales"

decoration

Así, Baños y Miralles reclaman a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas que "se nos trate atendiendo a nuestra particularidad, porque el contrato-programa es un modelo común para todos los ayuntamientos pero no tiene en cuenta que no todos somos iguales". Por ello, piden "empezar ya con las mesas de trabajo para esta transición, porque los trámites no son sencillos y no puede demorarse más este proceso".

En el caso de la Vall, porque gestiona directamente la residencia de mayores Hogar Sagrada Familia, asumiendo una inversión importante que ha aumentado considerablemente con el covid; y en el caso de Benicarló, porque gestiona 3 residencias y 2 centros de día a través de un organismo autónomo (Oacse) con más de 300 personas a su cargo, entre usuarios y trabajadores.

Compartir el artículo

stats