Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Buscan comprobar si la escuchar o cantar canciones hace más feliz a los pensionistas

Abren un aula en un centro de jubilados de l'Alcora para investigar si la música previene el alzhéimer

El proyecto, en colaboración con la UJI, pretende potenciar la concentración de los mayores

El alcalde, Samuel Falomir, encabezó la visita al salón del centro social de la asociación de jubilados l’Alcalatén. Javier Nomdedeu

Escuchar o cantar canciones puede ayudar a mejorar la calidad de vida y generar felicidad en las personas que sufren alzhéimer y otros tipos de demencia. Esa es la premisa con la que nace la primera aula de investigación musical de l’Alcora, un espacio pionero que este lunes inauguró el alcalde, Samuel Falomir, en los salones del centro social de la asociación de jubilados l’Alcalatén.

Para averiguar cómo la música influye positivamente en los mayores, este novedoso recinto cuenta con instrumentos musicales Orff, especialmente xilófonos y de pequeña percusión, con el objetivo de potenciar la lateralidad, la independencia psicomotora, la concentración, la coordinación y el equilibrio motor y cognitivo de los pensionistas.

El coro de jubilados cerró a lo grande la inauguración de esta pionera aula. Javier Nomdedeu

Cátedra de la UJI

Este proyecto se enmarca dentro de las acciones de la cátedra en la que colaboran el Ayuntamiento y la Universitat Jaume I (UJI), que, como informó este periódico en el pasado mes de junio, se centra en investigar la relación entre el binomio música-calidad de vida. 

El aula de investigación melómana lleva el nombre de Francisco Vernia y está impulsada precisamente por su hija, la profesora de la UJI Ana M. Vernia. La propuesta es una extensión de Músicas para la vida, el proyecto que comenzó toda esta investigación con el propósito de prevenir demencias en los mayores.

La profesora e investigadora de la UJI Ana M. Vernia es la impulsora y coordinadora de este proyecto. Javier Nomdedeu

De hecho, el coro que protagonizó el germen de lo que ahora se ha transformado en un espacio físico cerró el acto y puso en valor que sus vidas han cambiado a mejor desde que participan en esta singular iniciativa.

También asistieron a la inauguración la concejala de Asuntos Sociales, Tica Pons, y representantes de empresas colaboradoras en el plan, como la Caixa Rural alcorina, Emigres o Torrecid. 

Compartir el artículo

stats