Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LLEVA EN REFORMAS DESDE EL 2014

Peñíscola tendrá su castillo completamente rehabilitado antes del verano

La Diputación, que gestiona la fortaleza, adjudica la última fase de las obras por 477.000 € a una UTE

Imagen de archivo de antes del covid de visitas al castillo del Papa Luna, el recurso turístico más importante de Peñíscola.

Las obras de la tercera y última fase del plan director para rehabilitar y poner en valor el castillo de Peñíscola estarán culminadas antes del verano del 2022. La Diputación de Castellón, entidad que se encarga de gestionar la fortaleza, ha adjudicado el proyecto --que salió a licitación por un importe de 530.847,35 euros-- a la UTE Construcciones y Desarrollos Tudmir SL-Mampostería Falomir SLU por 477.497 euros.

El plazo de ejecución de los trabajos es de seis meses, a partir del día siguiente de la firma del acta de comprobación del replanteo, de modo que si se cumplen los tiempos, estarán finalizados para el próximo junio.   

Con esta actuación culminará el plan director en la fortificación impulsado por la institución provincial, un proyecto que empezó hace 7 años, en el 2013-2014, con el PP al frente del equipo de gobierno.

Los trabajos en el recinto amurallado tienen como objetivo, según la memoria técnica, restaurar las cubiertas y los paramentos verticales del castillo afectados por humedades y adecuar el interior del polvorín del parque de artillería. También incluyen una serie de obras de mejora en el drenaje de esta instalación exterior y otras para consolidar los trabajos acometidos en esos jardines por la propia Diputación o el Ministerio de Cultura en años anteriores.

Asimismo, la intervención contempla mejorar los aseos, la zona de personal y la taquilla de recepción a visitantes; adecuar los jardines contemporáneos para lograr una conservación más óptima de los lienzos de muralla, recuperar elementos defensivos de las baterías que hay dentro del área, remodelar la zona en la que realizan espectáculos al aire libre sobre la plataforma de la batería de Santiago, cambiar barandillas y renovar la iluminación exterior para mejorar la visión nocturna del castillo del Papa de Luna y a la vez reforzar la accesibilidad en los recorridos por los jardines y murallas.

La musealización, pendiente

No obstante, se trata de la última fase de obras como tal en el castillo, pero faltará la de musealización, presupuestada en 200.000 euros.

El castillo es el recurso turístico más importante de Peñíscola. No en vano, este verano, solo en julio, se registraron 39.160 visitas, casi el doble que en ese periodo del 2020, cuando se contabilizaron 20.097, cifras que se aproximan a las del escenario prepandemia.  

Compartir el artículo

stats