Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UN PASEO POR LOS NOMBRES DE NUESTRA PROVINCIA (VIII)

La Plana Baixa, bajo lupa | ¿Qué significan Burriana, Vila-real, la Vall, Onda, Nules o Moncofa?

El profesor Vilarroig ahonda en esta octava entrega de este serial etimológico en descifrar el origen y la historia que hay detrás de los topónimos de los 20 municipios que conforman esta comarca

Montaje con fotos de Burriana, Vila-real, la Vall d'Uixó y Onda. Mediterráneo

Después de analizar la semana pasada su territorio hermano, hoy entramos a analizar los nombres de la comarca situada en la llanura (Plana) que está más al sur (Baixa). Aquí tenemos bastantes topónimos de origen oscuro. Como en otras ocasiones, las denominaciones más complicadas son los que se remontan a los estratos prerrománicos. Comenzaremos con estas.

La Vall d'Uixó

Por ejemplo, la Vall d’Uixó, aunque tiene una primera parte del nombre que hace clara referencia a un accidente geográfico («valle»), tiene una segunda parte (Uixó) que puede provenir tanto del íbero («lobos») o, en cambio, quizá del árabe («granero»). 

Artana

Artana también tendría un origen prerromano y el grupo de sonidos art- significaría «encina». 

Betxí

Betxí, cuya etimología es muy incierta, quizá haga referencia al grupo de sonidos berg-, que significaría «montaña» (el Solaig, en este caso, que tiene en su cima los restos de un poblado íbero). No obstante, hay otros que lo hacen derivar del árabe Bayí (de la ciudad de Beja).  

Eslida

Pasemos al estrato latino. Eslida quizá sea la antigua Oleastrum y, aunque la etimología es muy incierta, algunos lo harían derivar del latín assalita, de assalire, «atacar» o «acometer»

Xilxes

Xilxes, cuyo nombre también es muy incierto, lo derivan algunos expertos del latín silex («sílice»), por ser quizá un lugar donde abundaba dicho material, aunque en Málaga hay un Chilches que dicen proviene del latín también cicer («garbanzos»). 

Nules

Nules, por fin, nos da un respiro por tratarse de una palabra de origen más seguro: noulas, que a su vez derivaría de novulas («nuevas»). Pero ¿nuevas qué? Ahí está el problema. Podrían ser nuevas tabernas o nuevas casas o nuevas tierras.

Burriana

Muchos nombres de población derivan del tiempo de la invasión islámica. Burriana vendría de Burj- («torre») y del río cercano cuyo nombre es Ana (de origen prerrománico, y que significa «río»), por lo que podría significar «torre del río». Sin embargo, algunos lo hacen derivar del latino Burrius (como en Borriol). 

Almenara

Almenara, un vocablo que existe en castellano, quiere decir «atalaya» o «faro» (aún se conservan las dos magníficas torres). Faro en el sentido de torre en la que se haría una hoguera para dar señales al mar o las poblaciones cercanas. 

Suera

Suera, mientras, quizá venga de suuaira («muralla pequeña») o as-suhayra («roca pequeña»). 

Aín

Aín deriva sin duda del árabe ayn y significa «fuente». 

Alcudia de Veo

Alcudia de Veo viene de al-kudya, que equivale a «la loma» o «el cerro». La segunda parte es de un origen más complicado porque algunos la hacen derivar de algún nombre prerrománico, y otros del latino bivio («bifurcación»). 

Alfondeguilla

Alfondenguilla también proviene del árabe, seguramente de la palabra al-khanda («el barranco», si bien otras personas sostienen que el término significa «hostal»). 

Moncofa

Moncofa parece provenir de una torre horadada (al-manqufa) que habría allí en la localidad. 

Tales y Onda

Tales y Onda, por último, son un verdadero enigma. Tales quizá venga de un nombre propio árabe. Onda puede provenir del árabe umda, «puntal» o «apoyo», y que haría referencia al carácter de principalidad de dicha población en aquellos tiempos, si bien hay voces que lo hace derivar del prerrománico ondar, «arena».

Vila-real

Y llegamos al estrato más claro y evidente, porque se trata de nombres muy cercanos al castellano o al valenciano. Comenzando con Vila-real, población fundada por el rey Jaume I, razón por la cual la villa se asocia a un rey. El antiguo sobrenombre que tenía «de los infantes», que muchos recordamos, y que la distinguía de otras villas reales en España, se debía a que, al parecer, la población fue concebida para solaz de los hijos del rey, los infantes. 

Les Alqueries

Les Alqueries, si bien tiene una primera parte árabe (al-qarya: «la casa»), tiene un origen muy reciente porque se independizó de Vila-real hace relativamente poco. Su antiguo sobrenombre en castellano («del Niño Perdido») viene de hace mucho más atrás y se refiere a la Virgen del niño perdido que unos frailes trajeron de Caudiel en el siglo XVII, y que a su vez tenía que ver con los niños huérfanos. 

La Vilavella

La Vilavella también tiene un nombre evidente. Como alude a una «villa vieja», remite a alguna población nueva que seguramente sería Nules, y que ya hemos visto que significa «nuevas». 

La Llosa

La Llosa tiene un significado claro, aunque puede aludir a una zona plana y pétrea sobre la que se asentaría el municipio, o quizá a un camino enlosado de origen romano que pasaría cerca. 

Ribesalbes

Por último y no menos importante, Ribesalbes se refiere a las riberas blancas («albas») del río Millars a su paso por el pueblo, nombre que tendría su contrapartida en otras localidades de riberas rojas cuyo nombre seguro adivina el curioso lector. 

Compartir el artículo

stats