Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pueden tener una aplicación futura de control de vehículos al casco histórico

Burriana instalará cámaras en los accesos para monitorizar el tráfico

Estarán conectadas a la DGT y contarán con tecnología para reconocer matrículas

Instalarán una de las cámaras en el parque de la Fira, en el puente del río. Isabel Calpe

El Ayuntamiento de Burriana prepara la instalación de cámaras en los principales accesos a la ciudad. El objetivo principal es el de monitorizar el tráfico mediante tecnología inteligente y enviar la información directa hasta la sala de control de la Policía Local.

Los dispositivos estarán conectados a la DGT y, gracias al reconocimiento de matrículas, harán posible la localización de cualquier vehículo en circulación que pueda tener un interés policial de una persona sospechosa.

La alcaldesa, Maria Josep Safont, explicó que están iniciando el procedimiento para poder instalar estas cámaras que supondrán «un paso adelante en la red de videovigilancia que controla la Policía Local». El proyecto comporta una inversión de 45.000 euros que estarán cofinanciados con los planes Feder, aunque conlleva otras mejoras, ya en marcha, aparejadas a la puesta en marcha de este servicio.

"La instalación de las cámaras supondrá un paso adelante en la red de videovigilancia que controla la Policía Local"

Maria Josep Safont - Alcaldesa de Burriana

decoration

La munícipe, responsable también del área de Seguridad Ciudadana, informó que actualmente, trabajan en «la actualización técnica del sistema porque se ha quedado algo obsoleto, con mejoras del software y nuevos monitores para la sala de control».

¿Dónde estarán ubicadas?

Los puntos en los que está previsto colocar los nuevos dispositivos de vigilancia son en la plaza de la Fira (junto a la avenida 16 de Juliol), el Camí d’Onda (a la altura de la calle Manuel Cubedo Giner), la carretera de Nules (en su coincidencia con la avenida del Transporte) y en otra ubicación importante, como es en el cruce de la avenida Jaime Chicharro con Jaume I.

La primera de estas localizaciones se encuentra en el puente que cruza el río Anna, un enlace directo con la calle Major y, por lo tanto, vía principal de acceso al casco histórico de la localidad.

Una aplicación futura de esta tecnología sería, precisamente, poder controlar los coches que pueden entrar hasta el centro, como sucede en Castelló, aunque la alcaldesa matizó que todo eso estaría por ver y, una vez puedan «ejecutar la peatonalización del Pla», ya verían de qué forma lo pueden «controlar, pero es una opción», indicó.

Compartir el artículo

stats