Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crisis logística encarece costes, obliga a revisar licitaciones y demora actuaciones subvencionadas

La falta de materiales y personal pone en jaque obras municipales en Castellón

El retraso en los suministros y el déficit de mano de obra ya provocan retrasos en proyectos en las principales localidades de la provincia

A la izquierda, l’Alcora ha solicitado una prórroga para las obras de la avenida Castellón. A la derecha, Betxí también ha tenido que cambiar materiales del proyecto del Palau. Mediterráneo

La crisis mundial de las materias primas y la escasez de mano de obra cualificada también afectan de lleno a las obras y proyectos impulsados por la administración local. Los ayuntamientos de la provincia acusan el retraso en los suministros de materiales y la falta de personal, que ya provocan retrasos en algunas actuaciones previstas o que ya se encuentran en marcha en municipios de Castellón.

De hecho, según los consistorios de la provincia consultados por el diario Mediterráneo, la crisis logística encarece los costes y obliga a revisar licitaciones de obras y a ampliar los plazos de ejecución de trabajos que cuentan con subvenciones de otras administraciones.

Castelló

En el caso de Castelló, fuentes municipales explicaron que, aunque no han detectado una preocupante falta de suministros en las obras que ya se están ejecutando, sí han constatado «que el encarecimiento de las materias primas ha provocado un aumento de los precios de materiales que obliga a que estén revisando licitaciones de proyectos».

Vila-real

El edil de Servicios Públicos de Vila-real, Xus Madrigal, afirmó que «ya se nota» la problemática, «pero aún no es alarmante». «Faltan algunos materiales procedentes de China y hay obras con menos personal del que sería deseable. Pero, por ahora, no es generalizado», apunta. Y todavía no afecta a aquellas obras que están subvencionadas por el Ivace.

Almassora

El Ayuntamiento de Almassora que preside Merche Galí sí ha detectado «una escasez total de mano de obra cualificada». En el caso del Servicio Municipal de Mantenimiento y Logística (SMML), su problema radica en encontrar electricistas, fontaneros, carpinteros y el resto de profesionales del sector de las reformas. En lo que respecta a las grandes obras, la escasez de cualificados es también evidente. A eso se suman retrasos en los suministros y una encarecimiento de precios.

Por ejemplo, el ladrillo ha subido un 98% desde agosto, al pasar de 6 céntimos a casi el doble la unidad. En el hierro, de 67 céntimos/kg a 1,27 € más o menos. El precio del cobre y de conductos también se ha disparado. De momento, «no ha habido problemas sustanciales porque las adjudicatarias habían hecho acopio de materiales en verano. Esperemos que no afecte a las próximas», dijeron.

L’Alcora

En cuanto a la capital de l’Alcora, la actuación de la avenida Castellón, por poner un ejemplo, «se ha retrasado porque la empresa que ejecuta las obras tiene otras en marcha en el municipio y no encontraba operarios, por lo que hemos tenido que pedir una prórroga para justificar esa ampliación de plazos, ya que se trata de una obra subvencionada por la Diputación de Castellón», explicó el alcalde, Samuel Falomir.

Betxí

Betxí tampoco es ajeno a la problemática. Tal y como reconoció el alcalde, Alfred Remolar«sacar adelante determinados proyectos y obras está haciéndose más que complicado». Además, los precios se han incrementado considerablemente, con lo cual las obras que ya están empezadas se han visto afectadas. «En muchas ocasiones nos encontramos retrasos más que notables en el acabado de los trabajos, cosa que complica cumplir los plazos, sobre todo cuando se trata de tiempos marcados por determinadas subvenciones», apuntó. 

"Nos llegaron a decir que llegarían muchos después las patas de hierro de un banco que el propio banco. Es una cosa inconcebible"

Alfred Remolar - Alcalde de Betxí

decoration

La cosa es tan extrema que, por ejemplo, el mobiliario que habían pedido para el Teatro Modernista del Palau (obra que ha recibido ayudas de varias administraciones) han tenido que cambiarlo porque «uno de los bancos llevaba las patas de hierro» y les dijeron «que esas patas llegarían mucho después que los bancos». «Es una cosa inconcebible», explicó Remolar. «Por eso, los proyectos que tenemos previstos para el 2022 tendrán que ser muy sensatos y realistas, no solo con los materiales, sino con el tiempo», manifestó.

Nules

En Nules, el primer edil, David García, también confirmó retrasos de muchas obras en la ciudad. Los proveedores se están encontrando con problemas y retrasos para conseguir ciertos materiales. «Ahora estamos ejecutando obras en los polígonos, financiadas a cargo del Ivace; y otras subvencionadas por el Plan 135 de la Diputación», apunta, como es el caso de la supresión de barreras arquitectónicas y de encintado de aceras en la calle Santa Natalia y las actuaciones de accesibilidad en la avenida Diagonal.

La Vall d’Uixó

La Vall d’Uixó también acusó los retrasos en el suministro de materiales, como es el caso de la reparación de la acequia del Barranquet. «Incluso en los trabajos ejecutados en la calle Xacó cambiamos hasta el mobiliario previsto», comentaron fuentes municipales. Y en otras intervenciones también han registrado retrasos «porque algunas empresas que se presentan a licitaciones y, además, son subcontratadas por otras, no dan abasto con el personal que tienen y provoca demoras en muchas actuaciones, como las de las calles San Quintín y Montebello, que aún no han comenzado».

Onda 

En Onda han tenido «algo de retraso en material para alguna obra, pero ya han llegado», explicaron desde el consistorio. 

Burriana

En Burriana se salvan, por ahora, de esta problemática. La alcaldesa, Maria Josep Safont, incidió en que «el proyecto más grande actualmente es la reforma del antiguo ambulatorio y la adjudicataria nos comunicó que se había abastecido de todo lo necesario para ejecutar la obra».

Informan Josep Carda, Isabel Calpe, Mònica Mira y Javier Nomdedeu.

Compartir el artículo

stats