Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PIDEN NO DEPENDER SOLO DE LA ELECTRICIDAD Y APROVECHAR LOCALMENTE LA ENERGÍA SOLAR O EÓLICA

Expertos urgen en Benlloc un modelo «100% renovable» ante la crisis energética

Los ponentes avisan de que el actual sistema «fracasará» y ponen en valor el medio rural

El diputado de Sostenibilidad, Ignasi Garcia (d), inauguró este viernes las Jornades de la Nova Ruralitat en el auditorio de Benlloc. | MEDITERRÁNEO

Advertir del escaso recorrido que tiene el modelo energético actual y reivindicar las condiciones de vida del medio rural para luchar contar el cambio climático y no verse abocados a una crisis de abastecimiento que sea irreparable.

Es uno de los mensajes que puso sobre la mesa el primer día de debate de las V Jornades de la Nova Ruralitat, que arrancaron este viernes en el auditorio de Benlloc y en la que expertos de distintas disciplinas aportaron su particular perspectiva para romper una lanza en favor de las sociedades rurales al tener la oportunidad de erigirse como un espacio de producción, vida, trabajo y ocio propios.

Y es que, para la mesa de ponentes, las pequeñas localidades del interior y las renovables deben ir de la mano. «Tenemos que aprovechar localmente este tipo de energía, ya que no podemos focalizar todo el sistema en la electricidad. Hay que aprovechar directamente la energía mecánica del viento o del sol», opinó Antonio Turiel, investigador científico en el Institut de Ciències de la Mar del CSIC, quien razonó que la sociedad debe ir a un «modelo 100% renovable», por lo que pide hacer ya una verdadera «transición», ya que es el «único modelo sostenible»: «El sistema actual de fosilización de las renovables no tiene sentido y está abocado al fracaso».

Embajador del acto

Es una tesis en la que coincidió el diputado provincial de Sostenibilidad, Ignasi Garcia, quien recalcó que estas jornadas centradas en el mundo rural son «necesarias» en el contexto de crisis energética actual. «El reto del cambio climático pasa por no fosilizar las energías renovables», sostiene Garcia, que inauguró las jornadas en Benlloc.

Fue un mensaje que también abordó la doctora en Sociología y profesora de la UJI Marina Requena, que consideró que «hay que ir a un decrecimiento y cambiar los estilos de vida --principalmente en las grandes ciudades--, lo que ello no implica tener que vivir peor».

Los dos conferenciantes defendieron que la sociedad actual puede consumir mucha menos energía. «Está demostrado que con el 10% del total de lo que consumimos hoy en día podríamos tener el mismo nivel de vida que ahora. Hay que ir hacia un modelo renovable, porque, además, es más democrático y no se concentra solo en las urbes», expusieron.

Compartir el artículo

stats