Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PATRIMONIO EN RIESGO DE DESAPARICIÓN

Onda valora adquirir la ermita de Santa Bárbara, en ruinas, para rehabilitarla

Hispania Nostra denuncia que la ermita de Santa Bárbara de Onda permanece en "completo estado de abandono".

La asociación Hispania Nostra denuncia que la ermita de Santa Bárbara de Onda, que fue incendiada en agosto de 1836 por ser considerada «guarida de carlista», permanece en «completo estado de abandono y ruina». Por ello, acaba de incorporarse a la Lista Roja del Patrimonio que elabora la asociación y que recoge más de 1.000 monumentos españoles que se encuentran sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores.

El Ayuntamiento de Onda, consciente de la situación en el ermitorio, que está en manos privadas, proyecta dar una solución a la situación «para no dejar perder un patrimonio de los ondenses». De hecho, según informaron fuentes municipales, Santa Bárbara «está en trámites para valorarla, adquirirla y restaurarla».

Y es que, según afirman desde Hispania Nostra, «del interior no se ha conservado nada, salvo parte del pavimento de barro cocido y las pilastras adosadas a algunos muros». Lo mismo ocurre con las dependencias auxiliares, «de las que solo quedan los cimientos de lo que debió ser la vivienda del ermitaño y su aljibe».

Está emplazada en un cerro de las estribaciones del Montí, a una altura de 326 metros. Se trata de una edificación de una sola nave dividida en cuatro tramos, con una torre campanario ubicada a la derecha de su acceso. Además, según Hispania Nosta, cuenta con dependencias en la parte posterior del edificio. Los muros se construyeron en mampostería, con sillares en las esquinas y la puerta. Los arcos fajones con lunetos de la bóveda de cañón se sustentaban con contrafuertes. Se conserva la espadaña sobre la portada de entrada.

Hay que recordar que, además de este ermitorio, la lista roja de Patrimonio incluye otros tres inmuebles patrimoniales de la provincia de Castellón. Una es el castillo de Montornés (Benicàssim), que está «abandonado y en progresivo desmoronamiento», y cuyo estado es calificado de «ruina». El recinto amurallado de Torralba del Pinar y el castillo de Azuébar son los otros dos elementos patrimoniales en peligro.

Por su parte, el Ayuntamiento de Canet está rehabilitando la ermita del Calvario, que también aparecía en este listado.  

Compartir el artículo

stats