Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

reportaje

Altura se transforma en Belén

Juanvi López cultiva desde hace décadas su afición por el arte belenístico que, con el tiempo, ha crecido hasta convertir una céntrica calle de la localidad del Alto Palancia en un espacio que invita a vivir 'in situ' aquella época

Juanvi López trabaja duro para ofrecer a vecinos y visitantes una calle céntrica de Altura tematizada con tipicas estampas navideñas. MARTÍN

La localidad de Altura vive este año la Navidad con un atractivo añadido. Y es que Juanvi López Ors, belenista y experto en todo lo que son trabajos manuales, ha montado un belén en la calle Portillo que está trayendo a la localidad a visitantes de otras poblaciones por la singularidad de la instalación y la ubicación en una calle del casco antiguo, que se ha cortado para el evento.

«Llevo haciendo belenes pequeños desde que nació mi hijo hace 21 años, pero siempre me han gustado los trabajos de manualidades y se me ocurrió hacer uno en casa que tuvo mucho éxito», explica López, quien añade que «el ver belenes de gran tamaño como el de Navajas, tan bonito, me tentó y un año en la plaza Mayor hicimos uno viviente con la ayuda de colectivos como bolilleras, amas de casa, representaciones alturanas…».

El montaje ocupa unos 220 m² en la calle Portillo y cuenta con escenas de lo más tradicionales. MARTÍN

La pandemia del covid-19 impidió seguir con la cita en el 2020, Y a ello se sumó el fallecimiento de su padre, quien solía ayudarle en sus montajes. «Entonces me hundí, pero gracias a mi mujer que me hizo ver que esto es mi ilusión, retome este año el proyecto y aquí está», dice.

La representación en cuestión ocupa la calle Portillo y una superficie aproximada a los 220 metros cuadrados. Tiene cuatro escenas principales: la visitación, San José en la carpintería, el sueño de San José y el nacimiento, pero aparecen acompañadas con multitud de detalles y escenas secundarias que obligan a una visita pormenorizada y minuciosa: una fuente, el pastor con las ovejas, una lavandera, una mujer cocinando, una rueda de molino y multitud de utensilios y herramientas antiguas.

Imagen actual del Belén en la calle Portillo de Altura. MARTÍN

Los vecinos están más que contentos. «Aquí hay mucha faena pero el chico lo hace con tanta ilusión que no valora el trabajo sino el resultado y como es así nosotros le ayudamos en lo que podemos» señala Consuelo Lozano. «Todos los años está muy bonico y se van añadiendo cosas. Cuando salimos de misa hacemos el recorrido por esta calle para poder verlo», indica María Abad. 

Compartir el artículo

stats