Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tradición del siglo XVII

L’Alcora revive sus ‘albaes’ como Bien de Relevancia Local

La rondalla cantó a la Virgen María y al alcalde de la localidad, Samuel Falomir

En la parroquia N.S. de la Asución se interpretó el cántico a la Virgen María. JAVIER NOMDEDEU

Tras la Misa del Gallo de Nochebuena, l’Alcora vivió su tradicional Nit d’Albaes, tras un año sin poderse realizar por la pandemia. Además, este año ha sido el primero como Bien de Relevancia Local. Bajo la dirección de David Puchol, la Rondalla de l’Albà está compuesta por más de 50 personas.

En primer lugar, como manda la tradición, se interpretó la albà a la Virgen María en la parroquia Nuestra Señora de la Asunción. Fue cantada por Luis Fernando Redolat García y con letra de Mª Luisa Ribés Gasch, ganadora del concurso que promueve la Asociación Col.lectiu prodefensa de l’Albà de l’Alcora. Durante el acto, la concejala de Cultura, Ana Huguet, y el presidente del colectivo organizador, Arcadio Granell, felicitaron a la agrupación y agredicieron al cronista oficial de la localidad, José Manuel Puchol, por realizar el expediente para que fuera declarada Bien de Relevancia Local.

El evento vuelve a celebrarse tras dos años debido a la situación sanitaria. JAVIER NOMDEDEU

Seguidamente, en la plaza del Ayuntamiento, se interpretó la albà dedicada al alcalde, Samuel Falomir, quien estuvo acompañado por parte de su familia y por integrantes del gobierno municipal. Tras este emotivo momento, el primer edil entregó a Maria Lluisa Ribés un obsequio cerámico con la letra de su albà inscrita, tras haber sido nombrada Albadera d’Honor 2021. También recibió un detalle Redolat García por haber puesto voz a la composición.

Tradición alcorina del siglo XVII

L’Albà de l’Alcora es de lo más representativo y singular folclóricamente de la capital de l’Alcalatén. Se trata de un rito tradicional de Nochebuena que se viene componiendo, según documentos, desde el siglo XVII, cantándose al término de la misa del gallo. Además de l’Albà a la Virgen y a la primera autoridad, se componen letras de mucha mayor antigüedad para otros acontecimientos, como la que se interpretó para celebrar los 700 años de la Carta Pobla.

Compartir el artículo

stats