Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis abierta en el ejecutivo local tras el 'regalo' de una cabeza de cordero degollada a fibla (TSV)

Podemos insiste en romper el pacto de gobierno en Vinaròs porque el PSPV descarta expulsar al concejal del amigo invisible

La prioridad para los socialistas sigue siendo garantizar la estabilidad del Ayuntamiento, mientras que la formación que coordina Pilar Lima retirará el apoyo al alcalde si no se destituye a Chaler

Chaler, en el centro, en su comparencia en Vinaròs para explicar su versión del 'regalo' de la cabeza de cordero a su socia de gobierno. Javier Flores

La crisis de gobierno abierta en Vinaròs tras el regalo del amigo invisible de una cabeza de cordero degollada que le hizo el edil socialista José Chaler a la concejala de Totes i Tots Som Vinaròs (TSV, candidatura municipalista de Podemos), Anna Fibla, se alargará hasta final de año y no se descarta que empiece el 2022 sin alcanzar una solución.

Tras la comparecencia de este lunes del propio Chaler, acompañado por el alcalde, Guillem Alsina, en la que anunció que no dimitirá por los hechos (como exige Fibla), y que pone su cargo a disposición del partido, la dirección del PSPV regional «no se plantea expulsar o destituir» al edil de Urbanismo, si bien intentarán llegar a un acuerdo con Unides Podem para «salvaguardar la estabilidad del gobierno en Vinaròs», explicaron este martes a Mediterráneo fuentes del partido. 

Representantes de la ejecutiva autonómica de los socialistas se reunieron este martes en la capital del Baix Maestrat con la agrupación socialista local para tratar de reconducir la situación y se emplazaron a nuevas reuniones esta semana tanto a nivel municipal, con TSV, como autonómico, con la formación que coordina Pilar Lima, para tratar de limar asperezas y «volver a pedir disculpas personales a Fibla si es necesario». 

Fibla reitera en su dimisión

No en vano, la edila de TSV se mantiene en su postura de no aceptar las disculpas del socialista y exigir su dimisión, respaldada por Unidas Podemos. De hecho, fuentes de la formación morada manifestaron que su posición es la que anunciaron la semana pasada. «Si no cesan al concejal del PSPV, nos retiraremos del gobierno municipal y dejaremos de apoyar al alcalde. A las reuniones que nos convoque el PSPV iremos, por responsabilidad y por educación, pero toda negociación para reconducir el acuerdo de gobierno municipal pasa por el cese del concejal», dijeron. 

Sin embargo, fuentes socialistas apelaron a la proporcionalidad del castigo y la necesidad de modular la respuesta ante esta polémica. Así, reconocen que se trata de un incidente «desafortunado que se podría haber evitado», pero consideran que los hechos no alcanzan la gravedad necesaria para exigir la expulsión de Chaler y obviar su trayectoria política en el Ayuntamiento de Vinaròs.

«Queremos alcanzar una solución cómoda y razonable para las dos partes», concluyeron desde el PSPV.

Compartir el artículo

stats