Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Paralizaron los trabajos en el 2018 por problemas para ejecutar la canalización subterránea de la línea

Benicarló reanuda la urbanización del PAI Collet después de tres años y retira la torre eléctrica

La torre de alta tensión obstaculizaba el paso de una calle que rodea la fábrica IFF y comunica con la estación

La torre de alta tensión estaba situada en medio del vial que conecta el camino Ulldecona con el paseo Febrer Soriano. Alba Boix

El Ayuntamiento de Benicarló retoma, tres años después, la primera fase de las obras para urbanizar el sector 11 Collet y retira la torre de alta tensión que estaba situada en medio del vial que conecta el camino Ulldecona con el paseo Febrer Soriano.

La torre obstaculizaba el paso al tráfico rodado en una de las calles que rodea la importante fábrica de productos químicos IFF y que funciona como uno de los viales de salida de la estación de tren Benicarló-Peñíscola.  

Cronología

Las obras de la primera fase del sector 11 Collet comenzaron en octubre de 2017 y permitieron urbanizar los viales de circunvalación que rodean la factoría química. De forma paralela, en el 2018, empezó la remodelación y adecuación de la plaza de la estación, situada frente a IFF. A través de esta intervención redefinieron el tráfico de la zona y las plazas de aparcamiento en el recinto.

Los coches ya pueden volver a circular por esta calle una vez han podido retirar por fin la torre eléctrica que impedía el paso de vehículos. Alba Boix

«Los trabajos finalizarán ahora porque tuvimos un problema de electrificación. Teníamos que soterrar la línea eléctrica por debajo de la carretera general, que en aquel momento no era de propiedad municipal», detalló la alcaldesa, Xaro Miralles. «La intervención para la electrificación del sector debía ejecutarse en el momento en el que la empresa química pudiese pausar su actividad y ha sido ahora», concretó en su explicación.

De este modo, las obras fueron paralizadas en el 2018 por problemas en la canalización subterránea de las líneas eléctricas, hecho que obligó a modificar el proyecto inicial. Ahora, tres años después, han retomado las obras y han procedido a eliminar la torre que quedaba en medio de la amplia calle. «Una vez finalicen las obras en el sector 11, que culminarán con la electrificación, ya podremos licitar y proyectar la segunda fase», concretó Miralles, que añadió que «esto permitirá a la empresa IFF realizar las inversiones previstas en su recinto y que el Ayuntamiento pueda aprobar las autorizaciones de licencias de obras», comentó.

La segunda fase contempla actuaciones en la zona situada desde este tramo hasta la carretera general a su paso por Benicarló.

Compartir el artículo

stats