Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TRES GENERACIONES

Alcalà de Xivert se queda sin su último quiosco

El gerente se prejubiló el viernes y ahora los vecinos deben desplazarse hasta Alcossebre para comprar revistas o periódicos

Agustín Folch bajó la persiana el viernes tras más de 30 años al frente del quiosco. Juanfran Roca

Alcalà de Xivert inicia el 2022 sin ningún quiosco abierto. Su gerente, Agustín Folch, se prejubiló el viernes y bajó la persiana del que hasta ahora era el único establecimiento de este núcleo de la localidad donde se podían comprar periódicos y revistas, por lo que ahora los vecinos que quieran seguir leyendo la prensa tendrán que desplazarse hasta Alcossebre (a 11,5 kilómetros de distancia) para comprarla.

El propietario llevaba casi 32 años al frente de este local que otrora también vendía, aparte de diarios y todo tipo de publicaciones, juguetes y golosinas. Un negocio que abrió su abuela y que luego pasó a manos de su madre, para después ser regentado por el propio Agustín Folch, quien, a sus casi 64 años, ha decidido acogerse a la prejubilación. 

Atrás queda ya uno de los establecimientos más longevos de Alcalà, que hace un par de décadas presumía de tener tres puntos de venta de periódicos y revistas, y ahora mismo no tiene ninguno.

Antes de internet, éxito de ventas

En sus recuerdos, esos años setenta y ochenta donde se vendía mucha prensa, lo mismo que en la década de los noventa. «Recuerdo cuando yo era muy pequeño y acompañaba a mi abuela a la estación de trenes porque por la tarde llegaban unos periódicos de Barcelona, y los de Madrid venían al día siguiente. Fueron muchos años donde se vendían muchísimos diarios, y más si cabe en fin de semana. Ahora, con la llegada de internet, las ventas se han reducido mucho», rememora Folch.

Mientras en Alcalà ya no queda ningún quiosco, cuatro seguirán abiertos en Alcossebre, tres en el casco viejo y uno en Las Fuentes. En julio y agosto hay una decena de puntos donde se puede adquirir todo tipo de prensa allí, de modo que la única forma ahora de comprar un diario es ir al núcleo costero. 

Compartir el artículo

stats