Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EL PRINCIPAL INCONVENIENTE ES SU EJECUCIÓN SOBRE EL PÁRKING

La Vall busca desbloquear este año las obras del parque del Polígono III

La empresa gestora del aparcamiento subterráneo pide que no haya sobrecarga. Urbanismo trabaja sobre una solución alternativa que aligere el peso del proyecto

El Ayuntamiento negocia con la empresa gestora del aparcamiento una solución para el parque del Polígono III. MIRA

En este 2022 se van a cumplir cinco años desde que el Ayuntamiento de la Vall d’Uixó anunció su intención de construir una gran zona verde en el Polígono III, justo entre la ya existente y la estación de autobuses, pero, después de completar un concurso de ideas y definir la propuesta a desarrollar, el proyecto se ha visto bloqueado y arrastrado presupuesto tras presupuesto sin poder hacerlo efectivo por un problema principal: la oposición de la empresa que gestiona el aparcamiento subterráneo construido justo debajo.

Durante la presentación de las cuentas de este año, aprobadas en el pleno celebrado el miércoles pasado, la alcaldesa, Tania Baños, ya condicionó, de nuevo, su ejecución a la necesidad de solucionar unos «problemas legales», aunque no hizo mención directa a ellos. 

En realidad, según profundiza el concejal de Urbanismo, Javier Ferreres, desde su departamento llevan tiempo negociando con la mencionada empresa una propuesta técnica consensuada y positiva para todas las partes. El principal inconveniente que detecta la gestora del aparcamiento, según explican desde el consistorio, es «el peso de la obra».

Las zonas de sombra

Tras el concurso de ideas de diseño, la ganadora proponía crear unas grandes zonas de sombra con estructuras metálicas sujetas al suelo. Para simplificar la explicación de una cuestión tan técnica, Ferreres detalla que «lo que nos piden es que no sobrecarguemos la infraestructura y así, tanto los anclajes como la pendiente de evacuación del agua se tienen que adaptar y nuestra intención es que sea de una manera acordada con la empresa». De hecho, confirmó que los técnicos municipales trabajan en diferentes propuestas.

La prioridad para el equipo de gobierno, según el edil de Urbanismo, es «conjugar que pueda haber parque con no generar ningún problema en las instalaciones del aparcamiento». Porque lo que tienen claro en el consistorio es que el proyecto del parque «es necesario», dado que con él, «aparte de ampliar las zonas verdes urbanas, damos una utilidad social a un espacio que ahora solamente es un solar vacío en pleno centro».

El Ayuntamiento confía en concretar una opción que conjunte las inquietudes de ambas partes a lo largo del año que empieza. 

Una inversión de 300.000 euros que lleva 5 años paralizada

En el 2017, el Ayuntamiento escogió la mejor de las 15 ideas que se presentaron al concurso planteado para diseñar el parque del Polígono III. Suponía la urbanización de 14.000 metros cuadrados con una inversión de 300.000 euros.

 El proyecto Ágora contempla salvar el gran desnivel existente entre la parcela y la calle con tres grupos de escaleras con amplios descansillos y una rampa peatonal. En su día ya se habló de la imposibilidad de plantar árboles, porque debajo está el aparcamiento, de ahí que se planteara una estructura metálica para crear las sombras.


Compartir el artículo

stats