Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ACCIONES NEGACIONISTAS ANTIVACUNAS

Un grupo organizado coacciona a comerciantes en Nules para que no pidan el pasaporte covid

Recorren el municipio asegurando que tienen argumentos legales contra la medida de la Generalitat y advierten que seguirán acudiendo a los locales para comprobar que no piden el certificado de vacunación

Un grupo de vecinos de Nules amenaza a los hosteleros que cumplen la normativa del pasaporte covid

Un grupo de vecinos de Nules amenaza a los hosteleros que cumplen la normativa del pasaporte covid

Para ver este vídeo suscríbete a El Periódico Mediterráneo o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Un grupo de vecinos de Nules amenaza a los hosteleros que cumplen la normativa del pasaporte covid Mònica Mira

La Policía Local de Nules investiga la acción de un grupo de jóvenes que se autodenomina Grupo Acción Burriana-Nules que llevan varias semanas visitando comercios y bares esgrimiendo lo que aseguran son argumentos legales para que los propietarios no pidan el pasaporte covid. Sus intervenciones, que ellos mismos graban en vídeo y difunden, siempre acaban con coacciones y amenazas, advirtiendo que harán un seguimiento a todos estos establecimientos para asegurarse de que no pidan el certificado de vacunación y que denunciarán a quien sí que lo haga.

El alcalde del municipio, David García, asegura que el Ayuntamiento tiene constancia desde hace algún tiempo de estos hechos. De hecho, en el último pleno ordinario se trató la cuestión y hubo una declaración unánime de repulsa en contra de estas acciones. A su vez, confirma que varios comerciantes han interpuesto denuncias contra este grupo que, a pesar de que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana ha aprobado la medida solicitada por la Generalitat, insisten en que es ilegal y ningún propietario puede impedir la entrada de ninguna persona a su establecimiento por no presentar el certificado de vacunación.

'Informan' y amenazan

Como se puede comprobar en los vídeos que ya corren por redes sociales, el grupo accede a los locales sin mascarilla y pregunta por el propietario. Con documentos en la mano, empiezan a exponer sus argumentos y explican al comerciante que la medida decretada por el gobierno autonómico no es legal, les plantean dejarles los papeles que lo demostrarían y les advierten que si piden el certificado pueden exponerse a importantes multas. Los interpelados defienden, en su práctica totalidad, que debe cumplir las indicaciones oficiales, y entonces los integrantes del grupo pasan a las amenazas y llegan a afirmar que ni la Policía Local ni la Guardia Civil puede exigirles el cumplimiento de esa norma. Para acabar, les amenazan diciéndoles que «esto solo es el principio», que seguirán acudiendo al local y si piden el certificado les denunciarán «y no seremos ni cinco ni seis, vendremos cincuenta y pediremos la hoja de reclamaciones». Llegan a asegurar que se querellarán contra el comerciante que lo pida.

En algún momento de su alegato, alguno afirma que «no nos podéis tratar como a negros», aunque en el mismo vídeo tratan de matizarlo haciendo mención a que se refieren a «los negros durante la esclavitud».

Vía judicial

Por el momento, se desconoce si la policía ha realizado alguna inspección o identificación, pero desde el consistorio sí que confirman la existencia de denuncias de los afectados y su intención de judicializar este asunto.

El malestar entre los comerciantes es evidente, aseguran que su situación ya es bastante delicada y comprometida para tener que sufrir las amenazas y coacciones de particulares que «pretende obligarnos a no cumplir con las normas».

La noticia ha trascendido ya al municipio y varios políticos, entre ellos Enric Nomdedeu, ya se han hecho eco de lo que está pasando con una evidente denuncia.

Compartir el artículo

stats