La concejala de Fiestas de Almassora, Isladis Falcó, ha comunicado la suspensión de la Matxà de Sant Antoni, prevista para el próximo sábado 15, ante la elevada incidencia del coronavirus en la localidad. De esta forma, los actos habituales de la jornada en honor al patrón de los animales quedan anulados pero sí se bendecirán los panes y dulces en la iglesia de la Natividad.

Falcó ha recordado que, con datos de este viernes 7 de enero, los 487 casos activos en los últimos 14 días en la población impiden llevar adelante un festejo que reúne a cientos de personas en la calle sin posibilidad de mantener distancia de seguridad. “A falta de una semana para la celebración de esta festividad que tampoco pudimos llevar a cabo en 2021, todo hace prever que los datos no mejorarán y debemos primar la salud pública”, ha apuntado la edil.

Así, la misa de la mañana del día 15 se mantendrá para que las personas interesadas en bendecir panes y dulces puedan acudir al oficio con las medidas de seguridad de cualquier evento de este tipo. No obstante, no habrá convocatoria del desfile de la mañana entre la calle Sant Antoni y la Natividad en el que habitualmente participan Tambors de Passió, Lluïsos Almassora, Grupo Scout Tramuntana, dolçainers y tabaleters Les Goles y la Asociación Cultural El Torrelló.

"La Vila, por su configuración urbana, impide celebrar los actos habituales con distancias y es momento de primar los espacios amplios donde no se produzcan aglomeraciones"

Isladis Falcó - Concejala de Fiestas de Almassora

La pretensión del equipo de gobierno pasa por que Almassora pueda recuperar el próximo año una fiesta declarada de Interés Turístico Provincial en 2019 y que convierte la Vila en epicentro de la actividad durante el tercer sábado de enero. Además, en esta ocasión la festividad tampoco convocará al alumnado de los colegios de Almassora, que lleva a cabo la actividad académica entre medidas de seguridad, para que lleve la leña el próximo viernes a la plaza Santa Teresa.

La Vila, por su configuración urbana, impide celebrar los actos habituales con distancias y es momento de primar los espacios amplios donde no se produzcan aglomeraciones, como hicimos este miércoles con la cabalgata de Reyes apostando por las avenidas más grandes”, según Falcó.