Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CONSIDERAN QUE ES UN "AGRAVIO COMPARATIVO" Y QUE LES SUPONDRÁ GASTOS EXTRA

Los clubs de baloncesto y voley de Vinaròs ven "una chapuza" la nueva nave deportiva

Critican que tengan que desplazarse a las afueras de la ciudad para entrenar y no poder seguir utilizando el polideportivo, situado en el centro urbano, como sí hacen otras entidades

La nueva nave que acondiciona el Ayuntamiento en las afueras, al lado del centro comercial, ha despertado las críticas de los clubs deportivos de Vinaròs. Javier Flores

La nueva nave deportiva que está acondicionando el Ayuntamiento de Vinaròs para paliar el déficit de infraestructuras deportivas ha recibido las primeras críticas, y muy duras, de los dos clubs que se consideran perjudicados por tener que utilizarla. El Club Bàsquet Vinaròs Servol y el Club Volei Vinaròs consideran un “agravio comparativo” que tengan que desplazarse para a esta nave, que se encuentra situada lejos del casco urbano, y no puedan seguir haciéndolo en el pabellón polideportivo municipal, con otras entidades deportivas.

“Desde ambas entidades entendemos que en el actual pabellón polideportivo no hay espacio y que existe la necesidad de tener otro lugar donde se pueda llevar a cabo nuestras respectivas actividades, y se puede entender que al ser un espacio, que supuestamente van a usar mayoritariamente estos dos clubes, es un beneficio para ambos, pero esto no es así”, explican en un comunicado.

Estos clubs recuerdan que este espacio se ofreció para poder empezar a entrenar el pasado mes de octubre, “y ahora parece que estará disponible a finales de enero, hecho por el cual los clubes nos sentimos engañados por completo”.

Además, apuntan que el Ayuntamiento les comunicó que esta nave sería utilizada para baloncesto, voley, patinaje y Bamesad, "pero ahora parece que solo la usaran las dos primeras, lo cual  no nos parece bien ya que lo lógico sería que fuera para todas las entidades que entrenan en el pabellón sin distinción”.

Lejos de la ciudad y poca vigilancia

"No se está tratando por igual a todas las entidades, marginando tanto al baloncesto como al voley a una especie de gueto"

decoration

La nueva nave no es la solución según estos dos clubs, debido a que se encuentra alejada de la localidad, lo que supone un riesgo para los deportistas y tener que implicar a las familias en llevarlos. “Está situada lejos del pueblo con lo que los deportistas, en su mayoría menores de edad, tendrán que desplazarse hasta ahí o bien con sus padres o por sus propios medios con motos, bicis, patines, etc., con el riesgo que ello supone. A ello hay que sumar el temor ante posibles robos o incidentes al no estar dentro del núcleo urbano y tener muy poca vigilancia por las autoridades pertinentes”, explican.

En segundo lugar, lo consideran un agravio comparativo. “No se está tratando por igual a todas las entidades, marginando tanto al baloncesto como al voley a una especie de gueto”, apuntan. A día de hoy muchos padres ya han comunicado a estos clubes que sus hijos no se desplazarán a entrenar los días de entrenamiento en la nave, según señalan.

“En resumen, se saca a dos entidades del pabellón, una instalación bien acondicionada y que está situada en el centro de la ciudad, a una nave que está en un polígono industrial al lado del centro comercial y que encima no sirve para competir sino solo para entrenar y que no está en las condiciones idóneas para que nuestros deportistas entrenen”, indican.

Más gastos

"Se saca a dos entidades del pabellón, una instalación bien acondicionada y que está situada en el centro, a una nave que está en un polígono industrial y que encima no sirve para competir, sino solo para entrenar y que no está en las condiciones idóneas"

decoration

Por último, indican que el traslado de los entrenamientos a la nave supone un gasto extra para las entidades, “ya que tendremos que comprar material para dejarlo en la nave y no estar cargando todos los días material del pabellón allí”. Un gasto que corre a cargo de los clubes, es decir, de las familias de los deportistas.

“La realidad de nuestras entidades y de las que entrenan en el pabellón es que muchos niños se apuntan a ellos porque estamos en el pabellón, les gusta dicho deporte, pero también porque dichos niños se pueden desplazar caminando a la instalación solos, ganando autonomía, y esto no sucederá ahora”, señalan.

Y concluyen que “a las entidades implicadas nos da la sensación de que es una chapuza y que se hace para callar bocas, pero entendemos que si se gasta el dinero ha de ser para algo útil”. Al final la realidad es que la nave es peor instalación que el actual pabellón. Decididamente en los últimos años entendemos que la prioridad de los que gobiernan Vinaròs no es el deporte y a los deportistas nos toca vivir con eso y con la esperanza de que esto cambie en algún momento”.

Compartir el artículo

stats